E-commerce

Cómo mejorar las ventas online

  • 21 de Abr, 2020
  • |Redacción - JUGUETES b2b

Es importante optimizar la configuración de pagos para reducir la tasa de abandono del carrito de compra durante el checkout.

Los hábitos de compra están cambiando de una manera drástica en los últimos tiempos, y más todavía en las últimas semanas, con la población confinada en sus casas y un aumento importante del consumo online. En este sentido, el Retail Report 2019 elaborado por la consultora Adyen destaca que 7 de cada 10 compradores a nivel mundial admiten haber abandonado alguna vez el carrito de la compra en los últimos seis meses. El checkout es el punto clave del proceso de compra online y en la mayoría de casos el abandono del carrito puede evitarse optimizando la configuración de pagos. Por ello, Juan José Llorente, country manager de Adyen en España y Portugal, ofrece 5 consejos para mejorar las ventas online en esta línea:

Redirige el checkout donde sea relevante. Es importante asegurarse que cada pago es rápido, fácil, seguro y relevante. Existen diferentes formas de hacer que la página de pagos sea óptima: si queremos que la página de pagos funcione con todas las opciones, debemos elegir la redirección al Pago por link. Es fácil de integrar y se puede personalizar con el look and feel de tu marca, y si queremos mantener el control se puede hospedar el flujo de pagos en el mismo sitio web, de forma que el cliente permanezca en la misma página.

Ofrece al consumidor sus métodos de pago favoritos. Llegar al checkout, rellenar todos los campos del formulario y descubrir que no puedes pagar con tu método favorito es frustrante. Dependiendo de la ubicación geográfica del comercio y de la procedencia de los compradores tendremos que proporcionar alternativas de pago adecuadas para que la experiencia sea gratificante. Es importante asegurarse de que se tienen las opciones de pago actualizadas y adecuadas para conseguir más conversiones.

El checkout debe funcionar en todos los dispositivos. Actualmente existen 3.500 millones de usuarios de smartphone en el mundo, según Statista, y se espera que la cifra alcance los 7.000 millones en 2023. Así, es previsible prever que los usuarios, en algún punto, querrán realizar la compra a través del dispositivo móvil. Por ello es necesario verificar que el checkout funciona correctamente en todos los dispositivos, así como reducir los campos y pasos necesarios para finalizar el proceso.

Incentivos para fidelizar. Ofreciendo la opción de almacenar los datos de tarjeta a los clientes habituales nos podemos ganar su lealtad y confianza. Si además les ofrecemos ventajas e incentivos ligados al uso de su método de pago favorito, estaremos más cerca de incrementar nuestras ventas. Con ello evitamos la frustración de tener que introducir los datos en cada pago y además obtienen beneficios extra.

Debemos vigilar con los fraudes. Según el Informe sobre el Retail 2019 de Adyen, 2 de cada 5 consumidores encuestados ha abandonado una compra porque su tarjeta fue rechazada erróneamente por sospecha de fraude. Elevar el nivel de riesgo para mantener el fraude bajo control puede ser perjudicial ya que aumentarán los falsos positivos y el sistema podría rechazar muchas transacciones que realmente no son fraudulentas. Es necesario encontrar un equilibrio en esta situación y para ello nos puede ayudar el uso de soluciones de gestión de riesgo que permitan afinar al máximo los parámetros para detectar los fraudes. También es recomendable utilizar opciones de autenticación biométrica y ajustar el nivel de seguridad a las necesidades del comercio. Sin embargo, el fraude cero es difícil de lograr, ya que las amenazas siempre existen y evolucionan.

Si quieres compartir...