Proceso de compra

Suprimir los puntos de fricción ayuda a mejorar las ventas

  • 15 de Oct, 2019
  • |Redacción - JUGUETES b2b

Es necesario eliminar aquellos aspectos que puedan ser molestos o innecesarios para el cliente durante el proceso de compra si queremos mejorar las ventas del negocio.

En todo proceso de compra acaban apareciendo elementos que pueden resultar molestos o incluso innecesarios para el cliente, y que es necesario eliminar si se quieren mejorar las ventas de un negocio. Estos elementos, conocidos como puntos de fricción, deben ser identificarlos y eliminados si queremos garantizar una mejor experiencia de compra para el consumidor en el punto de venta. En este sentido, la compañía de pagos físicos y digitales UniversalPay, ha identificado los 4 principales puntos de fricción que se deben resolver para mejorar el servicio y aumentar las ventas:

  1. Velocidad. La espera de un cliente tanto en la tienda física (colas) como la online (tiempo de carga) puede ser un punto de fricción. En el caso de las tiendas físicas UniversalPay recomienda optimizar los procesos que permitan reducir los tiempos de espera, mientras que para las tiendas online recomiendan optimizar el proceso mediante el uso de imágenes de menor peso, el uso de diseños responsive o la limitación del uso de plugins.
     
  2. Información. Toda información relacionada con el cliente debe estar en su justa medida. Cuando es él quien tiene que dar información normalmente solo quiere facilitar lo imprescindible para el servicio para respetar su privacidad. Asimismo, también hay que saber elegir la información que se proporciona desde el negocio si se quieren garantizar las ventas, ya que existe una relación directa con la conversión (si la información de producto que se ofrece es adecuada, el consumidor lo encontrará más fácilmente y lo podrá comprar rápidamente).
     
  3. Confianza. Existen muchos detalles que pueden hacer que la calidad en el servicio al cliente sea mala y le haga perder la confianza en el producto o servicio que quiere adquirir. En la mayoría de los casos esto se traduce en una venta perdida y es por ello que resulta necesario revisar los procesos en profundidad para asegurarse de que el negocio transmite confianza.
     
  4. Facilidad. La fricción cero es la facilidad absoluta para el cliente en el proceso de compra. En este sentido, la omnicanalidad es un claro ejemplo de facilitar las gestiones a los compradores, ya que permite, por ejemplo, realizar un pedido a través de la web y recogerlo, posteriormente, en el comercio. La posibilidad de consultar la disponibilidad de un producto en tienda desde el canal online es otra de las facilidades que ofrece.

Si quieres compartir...