Juguetes y Juegos de España

Los inicios de 1995 con JUGUETES b2b

  • 16 de Ene, 2019
  • |Helena Sánchez - JUGUETES b2b

Esta vez retrocedemos hasta febrero de 1995 a través de una edición antigua de JUGUETES Y JUEGOS DE ESPAÑA (actual JUGUETES b2b), el número 133 de la revista. 

De vez en cuando es necesario volver al pasado para descubrir qué ha cambiado desde entonces. En esta ocasión, hemos seleccionado una edición antigua de JUGUETES Y JUEGOS DE ESPAÑA (actual JUGUETES b2b) para viajar a través de sus páginas y ver qué factores y tendencias caracterizaban el sector hace más de 25 años. Recogemos en este artículo algunas curiosidades del número 133 (Febrero/Marzo de 1995).

  1. En las primeras páginas de la edición incluimos una reflexión sobre el sector juguetero una vez finalizado el año, titulado “algunas conclusiones del 94 respecto al mercado juguetero en España”. Ahí señalamos que “la inestabilidad política, acrecentada en las últimas semanas, ha ocasionado una retracción del consumo. El público consumidor retiene su dinero, en una actitud de prudencia y cautela”.
     
  2. Uno de los contenidos más significativos de la edición fue el reportaje sobre los resultados de la Campaña de Navidad y Reyes 1994/1995, realizado a partir de encuestas a los actores del sector. Los resultados no fueron los esperados debido al gran optimismo que se generó previamente, y sólo un 28% de los encuestados calificó la campaña de “buena”. En cuanto a los artículos más punteros, encabezaron el ranking los siguientes: Power Rangers (Bandai), Batman (MB), Barbie Peinados y Brillos (Mattel), Remolque Campero (Mattel), Pipo Gestitos (Famosa), Super Proyector de Famoplay (Famosa) y la Granja Escuela de Pin y Pon (Famosa).
     
  3. Como curiosidad, en la sección Detallistas, anunciábamos que “el detall acusa a las grandes áreas”, explicando que el Gremio de Detallistas de Juguetes de Barcelona presentó una denuncia acusando a las grandes superficies de competencia desleal hacia los comercios especializados en juguetes. Además, señalamos que “las ofertas de las grandes áreas son puntuales, utilizadas para atraer público al establecimiento, con unas campañas desorbitadas en relación a la oferta real de producto que se dispone para la venta”.
     
  4. A todo ello, si algo refleja de forma fiel las tendencias y del sector juguetero en el año 1995 son las páginas de publicidad de la edición. Su porcentaje era tan elevado en relación al total de páginas de la revista, que la relación de anunciantes se presentó clasificada por categorías de producto. Además, no sólo se anunciaban compañías jugueteras, sino también industrias auxiliares del juguete, almacenistas y distribuidores, agentes de licensing, ferias y asociaciones.

Si quieres compartir...