Contenido Patrocinado

Colorbaby desarrolla una nueva línea de juguetes de madera

  • 05 de Abr, 2019
  • |Redacción - JUGUETES b2b

La empresa Alicantina especialista en la distribución de artículos de ocio, trabaja en una novedosa línea de juguetes de madera para completar su oferta con el objetivo de ofrecer un surtido único en el mercado.

Los juguetes de madera han conseguido hacerse un hueco entre los más demandados durante los últimos años y gozan de un reconocimiento altamente positivo en el mercado. Esta tendencia se debe a diversos factores y uno de ellos es la creciente conciencia social hacia temas relacionados con la ecología, el reciclaje y el respeto por el medio ambiente, que ha dejado de ser una moda para convertirse en una actitud, un estilo de vida eco-friendly que se ve reflejado en los comportamientos de compra de los consumidores. Otros factores de igual o mayor importancia son los valores educativos, que inciden directamente en las preferencias de los padres. Bajo esa premisa, los juguetes de madera tal y como los conocemos están evolucionado y empresas como Colorbaby les prestan especial atención incluyendo en su catálogo nuevas propuestas y nuevos formatos adaptándose a las expectativas del consumidor.

A cada etapa, su juguete
Previo al desarrollo de producto, la compañía ha realizado estudios de mercado con el objetivo de conocer las necesidades pedagógicas de los niños según la etapa en la que se encuentren. Esos resultados se utilizan posteriormente en el diseño del producto y se plasman en detalles como el color, el tamaño, la forma y los acabados, así como en la funcionalidad de los mismos.

La nueva colección de juguetes de madera que la compañía prevé lanzar al mercado próximamente, estará dividida en dos líneas de producto diferenciadas por el color de su packaging, e irán asociados al rango de edad al que van dirigidos: una para niños en etapa preescolar de 0 a 3 años y otra para niños en etapa infantil de más de 3 años. Además de la edad, cada línea irá enfocada a potenciar el desarrollo de diferentes habilidades educativas. Esta información será fácilmente visible a través de iconos y símbolos pedagógicos, presentes en todos los envases. Con esta diferenciación, la empresa busca facilitar la tarea del consumidor y aumentar su confianza ya que, en los últimos tiempos, muestra un nivel de sensibilidad muy alto respecto a los valores educativos asociados al producto en el proceso de decisión de compra.

La influencia de los nuevos métodos educativos
Es raro que a estas alturas no hayamos oído hablar o no conozcamos a alguien que lleve a sus hijos a un colegio donde enseñen con el método Montessori o el método Waldorf. Estas dos pedagogías alternativas y respetuosas con la infancia han calado hondo en lo que a educación se refiere, y dentro de su metodología, el juguete de madera juega un papel importante como herramienta de aprendizaje. Tanto el método Montessori como el Waldorf, abogan por el juego de calidad en la infancia y por un mayor contacto con la naturaleza. Para ello, utilizan materiales como la madera, el bambú, la lana, la seda o el algodón orgánico, evitando el plástico en la medida de lo posible. Ambos métodos conciben los juguetes como herramientas básicas e imprescindibles para el aprendizaje durante la infancia. A diferencia de otros juguetes, los juguetes fabricados únicamente con materiales naturales como la madera, permiten fomentar las destrezas naturales y el desarrollo de la imaginación en los niños dado su alto carácter manipulativo, sin pilas ni baterías.

El juego como motor de aprendizaje
Si observamos a un niño jugar con juguetes, aparentemente nos puede parecer que solo se divierte o se entretiene. Pero lo que realmente ocurre durante esos momentos de juego es un valioso proceso de aprendizaje, cognitivo y psicomotor, que aplicará y le servirá para el resto de su vida. Los aspectos pedagógicos o habilidades asociados a los juguetes de madera son, principalmente, la imaginación, la creatividad, el aprendizaje, la coordinación ojo-mano, la motricidad, la capacidad sensorial y la sociabilidad.

Cierto es que no todos los juguetes enseñan lo mismo ni en la misma medida. Como hemos citado anteriormente, cada etapa de la infancia requiere de un tipo de juguete, y en esta línea, cada vez encontramos juguetes más especializados. Una muestra de ello son los juguetes STREAM, juguetes diseñados y pensados para que los niños aprendan las bases de materias específicas como ciencia, tecnología, robótica, ingeniería, arte o matemáticas. Sin embargo, no debemos confundir el término especializado con algo complejo. Un juguete sencillo como, por ejemplo, un ábaco de madera, encaja a la perfección dentro de la categoría STREAM.

Los laberintos de cuentas o las clásicas formas geométricas encajables, ambos presentes en el actual catálogo de Colorbaby, son dos de los favoritos de padres, madres, niños y profesionales docentes como juguete educativo en madera. Por su sencillez, los juguetes de madera dejan mucho más espacio a la imaginación y a que los niños descubran por sí mismos lo que con otros juguetes obtienen de forma automática, sin esfuerzo o sin un proceso que les ayude a entender el porqué de lo que ocurre cuando aprietan un botón. En definitiva, lo que fomentan este tipo de juguetes por encima de otros es la autonomía personal para que los niños sean capaces y autosuficientes.

Un juguete que encaja en cualquier hogar
Aparte de la actual tendencia ‘eco-friendly’ hacia los productos reciclables, biodegradables y de materiales naturales y respetuosos, existe otro movimiento que influye de forma muy positiva en la preferencia por los juguetes de madera y es la tendencia del ‘less is more’ o ‘menos es más’ si lo adaptamos a nuestro lenguaje. Este interés se deja ver sobre todo en los padres, que prefieren que sus hijos tengan pocos juguetes, pero educativos. ¿El motivo? La falta de espacio, unida a una mayor preocupación de los padres por la estética del hogar, conduce a la búsqueda de juguetes cuyo diseño se integre en el hogar. Cabe añadir en este punto la influencia de Internet, en concreto de los blogs dirigidos a padres y madres, y de las Redes Sociales, fuente de inspiración e información que muchos tienen en cuenta antes de decidirse a comprar juguetes para sus hijos.

El juguete de madera en esencia ofrece todo eso y mucho más. Y cuando hablamos de su evolución, observamos como gran ventaja su capacidad de adaptación a las nuevas demandas del mercado, que prefieren modelos con alta funcionalidad: fáciles de guardar, fáciles de preparar y fáciles de transportar. Siguiendo esta línea del todo en uno, Colorbaby incorpora a su colección de madera nuevos modelos como el Circo o la Ciudad, piezas funcionales con diseños originales y atractivos de gran calidad.

Si a todo esto le sumamos su alto valor educativo y su carácter eco-friendly, podríamos afirmar que estamos ante el juguete del siglo XXI, pero el escenario es muy amplio y la oferta variada. No obstante, el juguete de madera inicia una nueva trayectoria que se prevé estable y a largo plazo, demostrando que el gusto por lo tradicional se mantiene entre las nuevas generaciones.

Si quieres compartir...