Eduardo Garagorri, Chief Marketing Officer de Famosa Group

“Abruma la enorme oferta de propiedades, casi todas dirigidas al mismo público”

  • 04 de Oct, 2012

Eduardo Garagorri es el Chief Marketing Officer de Famosa, juguetera con más de 50 años de historia, galardonada con el premio al Mejor licenciatario de entretenimiento o personaje en los Premios Licencias Actualidad 2011 por la gestión y desarrollo de sus artículos licenciados. La juguetera está además lanzando los programas de licencias de dos de sus marcas con más historia: Pinypon y Nancy.

La entrevista completa estará disponible en la revista Licencias Actualidad de octubre de 2012.

Además de licenciatarios, también son propietarios de marcas como Pinypon y Nancy. ¿Cuál es su estrategia en este ámbito?
Al revés de lo que sucede otras veces en que primero el propietario pone de moda unos personajes y después se desarrolla el plan de licencia con juguetes y otras categorías, en este caso nosotros ya hemos hecho la parte más difícil que es generar notoriedad entre los niños con nuestras marcas a través de los juguetes, y por eso no tenemos ninguna duda de que la aplicación de la imagen de Nancy y Pinypon a otras categorías de producto afines a los niños que ya están jugando con nuestros juguetes debe ser muy exitosa.

Nuestra relación con los agentes, El Ocho, Licencias y Promociones, y Elastic Rights, en el caso de España, es tan cordial y eficaz como siempre. Conocemos a los equipos de estas agencias desde hace bastante tiempo, en el caso de El Ocho incluso se da el caso de que ya fue agente de la marca Nancy hace años.

¿Cómo valora la situación actual del negocio del licensing? ¿Cuáles son los puntos fuertes y que debería mejorar?
En el momento actual y desde el punto de vista de licenciatario, abruma la enorme oferta de propiedades, casi todas dirigidas al mismo público y prometiendo los mismos resultados. Muy buenas licencias que funcionan muy bien en términos de audiencia luego tienen malos resultados en la venta de los juguetes licenciados y viceversa, y esto complica mucho la decisión de los fabricantes acerca de las marcas por las que deben apostar cada año.

La proliferación de cadenas de televisión de contenido infantil ha ayudado a este crecimiento de las propiedades vistas por los niños, pero tal vez sea necesaria cierta racionalización de la oferta y criterios más rigurosos a la hora de seleccionar las que deben formar parte de programas de licencia. No podemos olvidar que la decisión de desarrollar una licencia para una categoría concreta supone, en la mayoría de las ocasiones, una notable inversión y mucho riesgo por parte del fabricante.

Si quieres compartir...