Natalidad

La natalidad sigue a la baja en España

La natalidad sigue a la baja en España
  • 29 de Oct, 2020
  • |Oriol Cortés - JUGUETES b2b

Los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística confirman la tendencia a la baja de la natalidad en España, con una caída del 40 % de los nacimientos en la última década.

Según los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), en 2019 se registraron 359.770 nacimientos en España, lo que supone un descenso del 3,5 % con respecto al 2018 y sitúa la cifra de hijos por mujer en 1,23. Los datos muestran, una vez más, que la natalidad sigue a la baja y a este inusual 2020 se le suman las teorías de varios expertos de que el Covid-19 hará que la natalidad caiga en picado. Asimismo, los datos del INE recogen una caída del 40 % en el número de nacimientos en España en la última década.

Concebir, conciliar y Covid-19
A la tendencia a la baja de la natalidad nos atrevemos a asignarle la teoría de las 3 C’s: los problemas para Concebir, la odisea de Conciliar y, por último, la llegada al mundo del Covid-19. Es difícil decir cuál de estos tres factores es el que influye más en el número de nacimientos habrá habido en España durante el 2020, y los que vendrán en el 2021, pero lo que tenemos claro es que todas ellas influyen de alguna forma u otra en la decisión de ser padres en los últimos años.

Concebir. Sería imprudente o erróneo decir que hay menos deseo de ser padres, pero desde luego ese deseo aparece más tarde. Y es que si a algo se atribuye la baja natalidad es a, como decíamos antes, los problemas para Concebir. En la actualidad, la edad media para estrenar la maternidad asciende a los 32 años y hay 1,2 hijos por mujer en España, un gran cambio con respecto a tres décadas atrás. Sin embargo, hay algo interesante de analizar en lo que se refiere a esta cifra, y es que el número de mujeres que son madres por primera vez a los 40 años también ha aumentado: nada menos que un drástico 63 % en los últimos 10 años.

Conciliar. Según la RAE, Conciliar es “Hacer compatibles dos o más cosas”. Sin embargo, en un país en el que el paro juvenil se sitúa en un preocupante 30,5 % (solo por detrás de Grecia) y el Covid-19 ha afectado gravemente a algunos sectores de nuestro país y a muchos puestos de trabajo, “hacer compatible” la maternidad con el bolsillo es difícil. Y no solo eso, sino que, aunque haya trabajo en una familia, la inclusión de la mujer en el mundo laboral, precisamente, hace más difícil todavía la conciliación. Porque hay muy pocas ayudas, o ninguna, para las familias que tienen hijos y trabajan ambos miembros de la pareja; porque hay una cultura -todavía- de jornadas laborales incompatibles con el horario preescolar y escolar; porque no se acostumbra a adaptar dicha jornada; la baja por maternidad es más bien escasa con respecto a otros países de Europa; y un largo etcétera que acompaña a la odisea de ser padres.

Coronavirus. Seguimos inmersos en la pandemia. La cifra de afectados varía y por suerte, en la mayoría de los países es menor de lo que lo fue al inicio de este inusual 2020 pero ni mucho menos hemos salido de la crisis sanitaria. Sigue habiendo rebrotes, sigue habiendo bajas y sigue habiendo efectos devastadores en la economía. Los efectos colaterales y las consecuencias de una crisis sin precedentes como la que ha generado la expansión del Covid-19 todavía no se pueden medir o cuantificar, pero seguramente afectarán a la natalidad del país y mundial.

Si quieres compartir...