Juguetes coleccionables

Diversidad de productos en el segmento de coleccionables

  • 03 de Jun, 2019
  • |Oriol Cortés - JUGUETES b2b

Los juguetes coleccionables, una tendencia al alza dentro del sector juguetero, están presentes en diferentes categorías de producto con diferentes formatos.

Las ventas de juguetes coleccionables siguen creciendo y tras un 2018 en negativo del sector juguetero, con una caída del 5,4% según NPD, la consolidación de este tipo de productos puede ayudar a las empresas a combatir la estacionalidad del mercado. Una de las fortalezas de los juguetes coleccionables es su versatilidad, los podemos encontrar en diferentes categorías de producto, con diferentes formatos y de diversas temáticas. En el mercado actual destacan, sobre todo, dos tipos de juguete coleccionable, los educativos (con temáticas como ciencia, naturaleza o animales) y los que simplemente buscan divertir al consumidor. En cuanto a la variedad de formatos, existen diferentes tipos de producto en los que podemos clasificar los coleccionables. A continuación, destacamos los principales:

  • Minifiguras: Se trata de figuras de tamaño muy reducido, que forman parte de colecciones muy amplias compuestas por muchos personajes/figuras diferentes. Este tipo de juguete coleccionable se suele complementar con sets más grandes y accesorios que los fabricantes lanzan una vez la colección ya ha arrancado. El enganche en estos juguetes viene dado por la voluntad y el deseo de los pequeños de ampliar su colección sin parar, para tener todos los productos que la componen.
     
  • Sobres sorpresa: En este caso hablamos de un tipo de producto que viene envuelto y del cual se desconoce el contenido hasta que lo compras y lo abres. Suelen ser figuras que forman parte de una colección más reducida, compuesta por juguetes exclusivos de una temática concreta. Aquí el secreto de su éxito reside en el factor sorpresa que supone comprar un paquete sin saber lo que hay dentro y también en la voluntad de los pequeños de adquirir aquél personaje que no tienen (si les toca uno repetido, querrán comprar otro sobre para ver si les toca la figura que les falta).
     
  • Cromos: Dentro de los juguetes coleccionables también nos encontramos con los cromos, que se venden también ya en las jugueterías. Hablamos de colecciones cerradas, que normalmente van acompañadas de un álbum que se tiene que completar. Ya sea en cartas coleccionables o stickers, una colección de cromos suele representar una sola temática, y aquí el fútbol es el auténtico rey. No obstante, cada vez aparecen más colecciones de otras temáticas, sobre todo relacionadas con las licencias más destacadas.
     
  • Fascículos: Los juguetes coleccionables también aparecen en formato de fascículos. En este caso hablamos de artículos que se venden por unidades, que forman parte de una colección cerrada, y que van saliendo al mercado de forma periódica (acabar estas colecciones suele llevar más tiempo). Normalmente los juguetes que vienen en fascículos suelen ir acompañados de un libreto adicional con información extra sobre el artículo o lo que representan.

Si quieres compartir...