El mercado ‘kidult’

Nostalgia y cultura pop, claves en el marketing para kidults

  • 30 de May, 2019
  • |Oriol Cortés - JUGUETES b2b

En 2017 el valor de las compras de juguetes para el uso adulto creció un 7,2% en el mercado español. Apelar a la nostalgia y a la cultura pop es la mejor manera de llegar al consumidor kidult.

Según datos de NPD, en 2017 el valor de las compras de juguetes para el uso de adultos creció un 7,2% hasta alcanzar los 62 millones de euros. Así, ya no es un secreto que los consumidores kidult ofrecen una oportunidad de negocio al sector juguetero, aunque es importante saber cómo llegar a este público caprichoso, amante de la tecnología y con un estilo de vida particular. En este sentido, la melancolía de alejarse de la etapa infantil es uno de los motivos que empuja al consumidor kidult a adquirir productos a priori pensados para un público infantil, en la edad adulta. Podemos decir, entonces, que la nostalgia es uno de los factores que mueve a este tipo de consumidor.

Por otra parte, los contenidos derivados de los cómics, las series de televisión, las películas y los videojuegos de su niñez y juventud, vuelven a generar cierto interés en este segmento de consumidores. Y en este apartado, la Cultura Pop, nacida en los años 80 y que vuelve a materializarse hoy en día en productos innovadores, es una de las favoritas de los kidults. Teniendo estos factores en cuenta, una de las mejores fórmulas para llamar la atención de este público es apelando a la nostalgia (en términos de rescatar aspectos de su niñez). Recuperar iconos, personajes, símbolos, imágenes e incluso eslóganes del pasado puede ser crucial para captar la atención de estos consumidores, aunque los productos que se les ofrezcan tengan un aire totalmente nuevo y estén adaptados también a las tendencias de la actualidad.

El coleccionismo y el juego impulsan el mercado ‘kidult’
El coleccionismo es un factor de peso para el consumidor kidult, ya que generalmente dispone de la capacidad económica para completar colecciones y comprar diferentes productos de una misma línea si la experiencia previa ha sido satisfactoria. Así, por ejemplo, los detallistas especializados en la venta de productos para este segmento señalan que este consumidor compra más para coleccionar que para jugar. A parte de figuras de acción para coleccionistas, otro de los productos destacados para el consumidor kidult son los juegos de mesa y los juegos de rol. En ambos casos, uno de los motivos de este consumidor para realizar una compra es ver un artículo que les recuerda alguna película o videojuego de su infancia, o alguna serie que está siguiendo al momento. En este caso, siempre que el precio entre dentro de lo razonable, el consumidor kidult optará por adquirir el producto al momento.

Si quieres compartir...