Un estudio de Tyco revela lo que más y menos valoran los españoles al comprar

¿Qué valoran negativamente los consumidores españoles?

¿Qué valoran negativamente los consumidores españoles?
  • 28 de Dic, 2016

La mayor molestia para el 46% de los consumidores españoles cuando éstos están comprando es que los dependientes de un establecimiento sean demasiado insistentes. Dichos datos se desprenden del ‘Estudio sobre la experiencia de compra de los españoles’, elaborado por la firma Tyco; en el que también se pone de manifiesto que la segunda molestia para los compradores de España es que los precios sean demasiado elevados (42%).

Seguidamente, se encuentran factores como el desorden en la tienda (34%), el excesivo volumen de la música (27%) y la falta de disponibilidad en la talla de ropa elegida (22%), razones que completan el Top 5 de aspectos que más incomodan a los españoles cuando están comprando. Asimismo, para el 20% de los compradores supone una importante molestia no poder encontrar fácilmente el producto que están buscando. En este caso, el 35% de los clientes se marcha a otro comercio o abandona la compra.

Factores positivos
En el otro lado de la balanza, el estudio refleja que los buenos precios (50%), los productos de calidad (34%), que la tienda sea agradable y esté bien ordenada (32%), y que se encuentre en una zona céntrica y bien comunicada (27%) son los elementos más positivamente valorados por los consumidores. Por otra parte, para un 25% de los compradores es importante que los empleados estén disponibles para asesorarles y no sean demasiado insistentes.

Por su parte, aspectos como la calidad del servicio posventa y las facilidades de pago no preocupan demasiado al consumidor español. De hecho, solo un 5% se preocupa por las facilidades de pago que ofrece una tienda, mientras que un 6% por que el servicio de atención al cliente sea sencillo y eficiente.

Sistemas antirrobo

En cuanto a las alarmas antirrobo, el 57% de los clientes reconoce que preferiría que los productos no tuvieran este sistema, pero entienden que son imprescindibles. En esta línea, lo que más molesta a los consumidores es que los productos no estén accesibles, por ejemplo, cuando se encuentran en cajas o vitrinas cerradas con llave. Asimismo, para el 61% de los compradores, el sistema más eficaz son las etiquetas antirrobo, ya que permiten tocar y probar el producto sin causar molestias. Sin embargo, el 50% de los encuestados asegura sentirse intimidado cuando uno de estos sistemas hace saltar las alarmas de un establecimiento.

Si quieres compartir...