Tras un 2015 con resultados positivos la AEFJ plantea nuevos objetivos

Nuevos retos para el sector del juguete

  • 22 de Mar, 2016

Para el sector de juguete, 2015 fue un buen año.  A nivel nacional, las ventas aumentaron un 5,8% alcanzando los 1.065 millones de euros, a nivel internacional, crecieron un 20,3% y sobrepasaron los 534 millones de euros

Con la celebración de la 50ª edición de la Asamblea General de la Asociación de Fabricantes de Juguetes, el sector se prepara para afrontar nuevos retos y objetivos. Los principales desafíos de la industria juguetera española son seguir abriendo mercados internacionales, combatir la falsificación de productos e incorporar la tecnología en los juguetes de forma segura. 

El juguete español en mercados internacionales
 

En el marco de la Asamblea anual, Fernando Pérez, de NPD Group, realizó un análisis sobre el mercado del juguete europeo, destacando las principales tendencias en cada país y el aumento de la categoría de juegos de construcción, así como el éxito internacional de algunas licencias, como Star Wars, Frozen y Paw Patrol. 

Asimismo, destacó el aumento en 2015 del sector del juguete europeo, que creció un 5% y alcanzó los 12.800 millones de euros. Desde la AEFJ aseguran que estos datos suponen una oportunidad para el juguete español reconocido por su calidad, diseño y seguridad en el mercado internacional. 

Hacer frente a las falsificaciones 

Siendo uno de los principales problemas del sector, la falsificación de juguetes supone una pérdida del 16,6% de la facturación total de las empresas jugueteras españolas. Además, estas pérdidas afectan al empleo, ya que destruyen cada año un 13,7% del empleo directo generado por las jugueteras. En este sentido, Blanca Arteche, de la OAMI, presentó una herramienta para ayudar a los cuerpos y fuerzas de seguridad, así como a las aduanas a verificar si un producto que está o estará en el mercado es falsificado. 

Juguetes y tecnología
 

En los últimos años, la tecnología ha tenido un papel fundamental en el sector juguetero y gracias a ella se han creado nuevas modalidades y escenarios de juego. Así, Irene Sanz, de BQ, asegura que “la tecnología no tiene por qué reemplazar a los juguetes tradicionales, pero tiene el potencial de extenderlos, hacerlos más entretenidos y, además educativos”. 

Asimismo, Francisco Pérez, Secretario General del Instituto Nacional de Ciberseguridad, insistió en la necesidad de trabajar por la confianza digital de los juguetes conectados desde la prevención, invirtiendo en programación segura, realizando auditorias de seguridad externas y concienciando a los públicos internos.

Si quieres compartir...