Emili Alsina, director, Ediciones Just

5 predicciones para 2013

  • 18 de Feb, 2013

Philip Tetlock, de la universidad de Berkeley, analizó en 2005 28.000 predicciones de 284 economistas realizadas a lo largo de los 20 años anteriores. Según el estudio, los analistas no aciertan mucho más que si simplemente hicieran predicciones al azar y, lo que es peor, cuanto más famoso y respetado era el economista, menos acertadas eran sus previsiones.

Hacer predicciones suele ser un ejercicio arriesgado y más en un contexto como el actual, en el que resulta muy difícil saber qué podría pasar en los próximos meses, ya que magnificamos los aspectos negativos y nos falta confianza para apostar por las oportunidades.

De todas formas y por lo que hemos ido leyendo y hablando, podemos hablar sin miedo de algunas grandes tendencias que seguiremos viendo en el comercio y en el retail. No son tanto apuestas como observaciones:

- El mercado online seguirá creciendo: los consumidores cada vez nos sentimos más cómodos comprando por internet, gracias a la cada vez mayor presencia de páginas de ofertas diarias y a la entrada de grandes actores del comercio tradicional. En puericultura, los compradores ya están apostando por internet sin miedo y este año debería ser el del primer gran salto para los juguetes.

- Pero el consumidor no dejará de lado las tiendas físicas, al contrario. Eso sí, será cada vez más multicanal. Comparará precios usando su móvil en la misma tienda y acudirá al establecimiento tradicional a ver y a tocar el producto que ha visto horas antes en la web. No tendrá inconvenientes en recurrir a uno u otro canal siempre que encuentre lo que necesite al precio que está dispuesto a pagar.

- El precio seguirá mandando, pero no será el único factor. Los consumidores también tendrán en cuenta la calidad y durabilidad del producto, especialmente en los artículos dirigidos a los niños, que seguirán siendo prioritarios. Además, el cansancio tras años de compra racional, maximizando el ahorro, sin duda llevará a muchos a permitirse algún que otro capricho.

- La influencia de las redes sociales se pondrá en su contexto. Estos nuevos medios son y serán influyentes. Además, surgirán nuevas redes que harán la competencia sobre todo a Twitter y a Facebook, aunque no se consolidarán a corto plazo. Pero cada vez seremos más conscientes de que son sobre todo un medio de entretenimiento. Sin duda, ayudan a fidelizar a clientes y desde luego supondrán un impulso cada vez mayor a las ventas. Pero los usuarios de estas redes seguirán usándolas principalmente para divertirse.

- La internacionalización seguirá siendo la herramienta más usada por las empresas para combatir el estancamiento del consumo en España. Aunque los mercados occidentales sufren también dificultades en el consumo y los crecimientos de los países emergentes se irán moderando, el mercado español seguirá mostrando debilidad y las empresas del país seguirán apostando por llevar su oferta a otros países y compensar así la posible caída de las ventas en España.

Las predicciones están basadas en lo que vemos actualmente y seguramente se verán contradichas por aspectos que aún no conocemos. Espero equivocarme en lo negativo y quedarme corto en lo positivo.

Si quieres compartir...