Moinsa apunta algunas claves

Tienda física y online, complementarse para mejorar la experiencia de compra

  • 29 de Jun, 2018

La venta online está experimentando un rápido crecimiento, aunque todavía existe un porcentaje muy elevado de consumidores que prefiere comprar en el establecimiento físico.

La evolución de Internet y el acceso a la red desde cualquier dispositivo con conexión, facilitan las acciones de compra de cualquier producto de manera virtual, y de aquí que el comercio electrónico esté experimentando un crecimiento acelerado estos últimos años. Aun así, todavía es elevado el porcentaje de consumidores que prefieren realizar sus compras en la tienda física –un 45% según el estudio Total Retail 2017 de PwC-. Ante este contexto, los establecimientos tienen que adaptarse también a las nuevas exigencias del consumidor, ofreciendo experiencias de compra únicas.

La sinergia entre online y offline

Desde la empresa Moinsa, líder en equipamiento comercial, técnico, iluminación e intralogística, apuntan algunas de las razones por las que la tienda física todavía sigue siendo una preferencia para los consumidores: salir de la tienda con el producto deseado y sin esperas; se puede ver y probar el producto; posibilidad de muestras gratuitas; disfrutar de la experiencia de compra. Pero para conseguir todo esto, hoy en día es necesario que los establecimientos tengan en cuenta la parte online. Mientras en la tienda física, cada minuto que pasa supone conseguir retener el cliente y ampliar el ticket de compra, en el comercio online, según Google, por cada segundo que se tarda en cargar un e-commerce, las ventas bajan un 20%.

En esta sinergia entre el offline y el online, la omnicanalidad juega un papel primordial, permitiendo y ofreciendo experiencias cada vez más personalizadas, por ejemplo, a través del correo electrónico o la geolocalización. Con todo, se consigue una mejor segmentación que permitirá llegar mejor al consumidor final y tener un mayor alcance.

Si quieres compartir...