Según un estudio de SAS a más de 100 ejecutivos europeos

La Inteligencia Artificial todavía queda lejos para las empresas europeas

  • 12 de Dic, 2017

El estudio de SAS valora las siguientes cuestiones: cómo se sienten las empresas ante el potencial de la IA, cómo lo utilizan, cómo lo harán en el futuro y a qué desafíos se han enfrentado.

Según el estudio Enterprise AI Promise Study realizado por la multinacional SAS, solo el 20% de las empresas europeas están preparadas para afrontar el desafío que supone implementar la Inteligencia Artificial. Y un 19% de las empresas, ni siquiera cuentan con un equipo científico con las características necesarias.

Aun así, la mayoría de las compañías europeas consideran que la adopción de la IA todavía se encuentra en su etapa inicial y destacan la falta de capacidad científica y los obstáculos organizativos y culturales, como las principales dificultades para su implantación.

Cuestiones éticas
Según el estudio realizado por SAS, para el 50% de las empresas analizadas el mayor reto relacionado con la IA es el cambio de los puestos de trabajo, ya que entre los posibles efectos de su implantación encontramos la pérdida de puestos de trabajo y el desarrollo de nuevas funciones que requieran nuevas habilidades.

Para el 41% de las empresas, el segundo mayor reto es la cuestión ética. Los directivos de las empresas se cuestionan cómo atender aquellas personas que pueden perder su lugar de trabajo por la implantación de la IA, y a la vez, también se plantean si verdaderamente los sistemas de inteligencia artificial no deberían trabajar por el bien de la humanidad en lugar de hacerlo únicamente para una empresa.

¿Están preparadas las empresas?
El estudio de SAS también evalúa la preparación de las empresas para implementar la IA en términos de infraestructura requerida. Existe un claro contraste entre los encuestados en este aspecto: el 24% afirma tener las infraestructuras necesarias, el 24% creen que tienen que actualizar o adaptar la plataforma actual y el 29% ni siquiera tiene una plataforma específica para la implantación de la IA.

Las empresas se muestran optimistas, aunque admiten que no están todavía preparadas. Un 28% de los encuestados indica que su plan de implantación consiste en contratar científicos especializados, mientras que el 32% afirma que desarrollaría estas habilidades entre sus equipos de analistas.

Las conclusiones del estudio realizado por la multinacional SAS se dieron a conocer en el evento Analytics Experience que organizó la misma empresa en Ámsterdam los pasados 17 y 18 de octubre.

Si quieres compartir...