Según la empresa de Márketing Online Súmate

Cuatro consejos para visualizar mejor tu página web

  • 05 de Dic, 2017

La página web de una marca puede ser una útil herramienta para comunicarse con sus clientes, así como ayudar a su fidelización, por lo que es importante cuidar su apariencia para sacarle el mejor rendimiento.

Hoy en día, es tan o más importante la habilidad de comunicar de una empresa que la calidad de su producto o su experiencia en el sector. Por este motivo, las características visuales de una página web es uno de los aspectos que más hay que tener en cuenta, ya que será la carta de presentación que ofrecerán a sus clientes en el mundo digital. Si se utiliza correctamente, la página web será una herramienta muy útil para interactuar con el cliente y transmitirle unas sensaciones u otras.

La empresa de márketing online Súmate destaca la importancia de cuidar cuatro partes fundamentales de la página web para potenciar su utilizad y tener un mayor impacto digital. Estos son el diseño, los colores y las formas, los contenidos audiovisuales y efectos, y las topografías y tamaños.

Diseño en esqueleto y diseño modular
En primer lugar, hay que tener en cuenta el diseño de la página web, la cual determinará la organización de todos sus contenidos. Ésta será la primera impresión que captará el visitante y la que le despertará confianza, comodidad, interés, etc.

Una de las opciones es un diseño esqueleto, como hacen Facebook y Linkedin. En este caso, la web se cargará en etapas, a medida que el usuario va navegando por la página web, de modo que esto ayudará a aumentar la usabilidad del site. Por otro lado, existe la opción del diseño modular, que está cogiendo mucha fuerza en la red. Gracias a su estructura de nódulos, la web podrá adaptar sus dimensiones a los diferentes dispositivos, dependiendo de la necesidad del usuario.

Colores y formas

Según el análisis de Súmate, para el próximo 2018, triunfarán los diseños más interactivos, dando paso los colores vivos, degradados y bicromatismos. También destacarán las formas geométricas y las texturas de la vida real, así como las que den un efecto de profundidad.

Por otro lado, el estudio de la empresa de márketing online revela que el consumidor apreciará el minimalismo en el branding y en los logos y también indica que es mejor apostar por imágenes limpias, con fondos blancos o pastel, así como intentar que la página web tenga su propia identidad para reforzar la reputación de la marca.

Imágenes, vídeos y efectos

El estudio también revela que son muy importantes las imágenes, los vídeos y los efectos visuales. Sin embargo, estos no pueden repercutir en la carga de la site ni en su usabilidad ni calidad general.

Así pues, cada vez se utilizarán más los heroimágenes, Gifs o vídeos, ya que dan personalizad a la página web y servirán n de carta de presentación. También dominarán las microinteraccioes, que cambian según la actividad del usuario, así como los efectos hover, que se activan cuando el usuario se sitúa encima de él. Por último, el estudio indica que crear una sensación de profundidad a la página también mejorará su apariencia, por este motivo aconsejan utilizar efectos parallax, la realidad virtual y los 360.

Tipografías y tamaños

La letra y fuente son uno de los aspectos más importantes y que contribuirán a llamar la atención del visitante. Por ejemplo, Súmate explica las tipografías hand made o vintage funcionan muy bien para despertar el interés y conseguir una sensación de distinción de la marca. Por otro lado, las tipografias circulares y la Sans Serif continuarán entre los primeros puestos, por lo que siempre serán una buena opción. Otro método para llamar la atención son las topografías desencuadradas y la combinación de textos o títulos horizontales y verticales.

Si quieres compartir...