El Big Data se convierte en el punto débil de las empresas

Hackers, a por la información de grandes empresas

  • 17 de Oct, 2017

En la actualidad, las bases de datos de las grandes compañías se han convertido en un objetivo muy apetecible entre hackers y cibercriminales.

El término Big Data describe el gran volumen de datos, tanto estructurados como no estructurados, que van utilizando las empresas día a día en el desarrollo de su actividad. En este sentido, la acumulación de datos sirve a las empresas para realizar análisis y, así, obtener ideas que conduzcan a mejores decisiones y movimientos de negocios estratégicos. En el ámbito del retail, es útil para conocer a los consumidores y adaptarse a ellos, así como para automatizar servicios, detectar tendencias en consumo, relaciones entre productos comprados o fallos en la cadena de atención al cliente.

Sin embargo, el Big Data obliga a las empresas a disponer de grandes cantidades de información, lo que genera grandes diferencias entre los competidores. En este sentido, para una empresa de menor tamaño resulta más difícil acceder a los datos e información de sus clientes en comparación con las grandes corporaciones. Cuanto más acumulen en sus bases de datos, mejores conclusiones podrán alcanzar sobre ellos.

La información, el principal objetivo de los cibercriminales

De este modo, las empresas se han lanzado a la caza de información sobre sus usuarios, convirtiéndose así en almacenes masivos de datos y aumentando su vulnerabilidad. Sus bases de datos son los objetivos más recurrentes entre los cibercriminales en la actualidad (de aquí los recientes ataques de hackers a los datos de grandes corporaciones). Por ello, el Big Data es a la vez una solución y un quebradero de cabeza para las marcas, expuestas ahora a sufrir crisis de reputación.

Así, el hackeo al que se exponen en la actualidad empresas y marcas las hace más vulnerables en términos de imagen corporativa, además del riesgo que puede significar en cuanto a los derechos de los consumidores, que cada vez perdonan menos que las empresas pierdan sus datos.

En relación a las empresas que han sido víctimas de un hackeo de datos, la firma Equifax, gran empresa del sector de la información sobre consumidores y targetas de crédito, acaba de reconocer que los hackers se hicieron con datos personales de 143 millones de personas, incluyendo datos tan sensibles como su número de tarjeta de crédito, o números de identificación personal como el del carné de conducir.

Si quieres compartir...