Radar de la Innovación 2017: Escenario y retos del sector Gran Consumo en España

Las 8 claves para el desarrollo de un proyecto de innovación

  • 02 de Ago, 2017

En el marco de una jornada sobre el panorama de la innovación en el Gran Consumo español, el consejero delegado de Loops presentó las 8 claves que hay que tener en cuenta en el desarrollo de un proyecto de innovación.

En una jornada formada por César Valencoso, Consumer Insights Director de Kantar Worldpanel; Antoni Flores y Marta Vallbé, Consejero Delegado y Directora de Gran Consumo de Loop, respectivamente; y 15 directivos de las principales empresas del sector Gran Consumo en España, se presentó recientemente el Radar de la Innovación 2017: Escenario y retos del sector Gran Consumo en España. Se trata de un informe elaborado a partir del análisis de las más de 1.000 referencias que se lanzan al mercado cada año en el sector del Gran Consumo, y que estudia el panorama de la innovación en el sector del país. En este sentido, Valencoso, autor también del informe presentado desde Kantar Worldpanel, indicó cómo dicho panorama ha pasado de estar en -16% de productos implementados en el mercado en el periodo comprendido entre 2010-2016, a un porcentaje positivo del 11% en comparación con el mismo periodo del año anterior.

Una mejora que, sin embargo, no deja de estar “lejos de los niveles pre-crisis y a la cola de Europa con una de las tasas más bajas del territorio. Países como Francia, Alemania, Reino Unido y Polonia están por encima de España en número de lanzamientos, situándonos únicamente por delante de Portugal y Dinamarca”, según indicó el autor del estudio en el marco de la jornada. Asimismo, en dicha sesión, el Consejero Delegado de Loop aportó 8 claves a tener en cuenta en el desarrollo de proyectos de innovación:

  • Se deben subordinar la innovación, así como sus actividades, a las necesidades estratégicas de la compañía.
     
  • Es importante priorizar la calidad a la cantidad en el momento de generar y aportar nuevas ideas, en aras de idear soluciones a problemas específicos.
     
  • Definir los procesos de aprobación de los nuevos conceptos en la compañía. En este sentido, aquellas decisiones más trascendentes no implican grandes volúmenes de trabajo.
     
  • Hay que tener en cuenta el poder trabajar en equipos pluridisciplinares, que cuenten con un liderazgo conceptual firme.
     
  • Definir al inicio del proyecto las necesidades del consumidor y toda la cadena de actores.
     
  • Definir los productos/servicios desde una perspectiva de la necesidad. Así, según el experto, la tecnología y sus proveedores nunca deben de ser la fuente principal de innovación.
     
  • La nueva propuesta en cuanto a innovación debe ser una combinación de valor real y percibido. En este sentido, el precio dispuesto a pagar por el consumidor es consecuencia directa de esta relación.
     
  • Hay que segmentar el proyecto en fases cortas y gestionables, y así decidir su avance en función del resultado de cada fase.

Si quieres compartir...