La visita debe convertirse en una experiencia única que haga que el cliente desee volver

El punto de venta, un aspecto clave para conseguir una buena experiencia de compra

  • 05 de Oct, 2016

Así como el perfil del consumidor actual poco se parece al de hace ya algunos años, tampoco las estrategias por parte de las marcas son las mismas que en periodos pasados. Éstas han tenido que actualizarse y adaptarse a las nuevas necesidades de sus clientes.

En este sentido, durante los últimos años, el punto de venta ha adquirido protagonismo, conformando uno de los aspectos más importantes a la hora de definir una experiencia de compra agradable de cara al consumidor. David Tirado, Director Comercial y de Marketing del Grupo MOINSA, nos explica cómo son las nuevas necesidades de los clientes y la evolución que ha experimentado el punto de venta en los últimos años.

Mayor calidad por menos dinero

Debido, en gran parte, a la complicada situación económica que atraviesa el país en la actualidad, las exigencias de los consumidores se han visto afectadas. De esta manera, mientras la crisis ha frenado el consumo, los clientes de hoy en día buscan mayor calidad por un precio menor, adquiriendo gran relevancia la información y el servicio en el punto de venta.

La experiencia de compra, una prioridad
Dicha evolución de las necesidades de los consumidores ha hecho que el diseño del espacio en los puntos de venta también evolucione al experimentar una importancia clave. Así, David Tirado, Director Comercial y de Marketing del Grupo MOINSA, asegura que “la experiencia de compra en el propio punto de venta se ha convertido en el aspecto clave más importante, y para el cual más trabajan las marcas, en los últimos años”.

Asimismo, es importante cumplir, en primer lugar, con los "atributos básicos" y necesarios a la hora de diseñar un local; así como con los atributos inesperados o "de impacto". En este sentido, se hace necesaria una correcta combinación de ambos factores para crear espacios útiles, innovadores. No obstante, “con el tiempo, los atributos diferenciadores pasarán a ser atributos básicos normales y obligatorios, sin ningún tipo de impacto diferenciador. Por este motivo es fundamental una constante innovación”, explica Tirado.

Todo ello con un objetivo básico: "hacer de la visita una experiencia única que haga que el cliente quiere volver".

Si quieres compartir...