La compañía TC Group enfrenta las cifras del consumo de ambas ciudades

El retail de Madrid vs. el retail de Barcelona

  • 18 de Ago, 2016

El coste por cliente potencial se situó en 3,5 céntimos de euro durante 2015 en los locales de la Gran Vía de Madrid, teniendo en cuenta la tasa media de peatones (16.766 personas al día) y una renta de referencia de 220€ al mes por metro cuadrado, según el informe ‘ Big Data del Comportamiento del Consumidor’, elaborado por la empresa TC Group.

Del estudio se desprende, también, que en el Paseo de Gracia de Barcelona, el coste por cliente potencial ascendió a 2,6 céntimos de euro, teniendo en cuenta una renta media de 230€ por metro cuadrado en los locales de la avenida y una media de 23.442 peatones que los visitan. Con respecto al coste por cliente potencial, se trata de un dato que permite a las cadenas identificar la rentabilidad de un determinado local o zona comercial.

Intención de compra del consumidor
El informe analiza también la intención de compra de los consumidores, indicador que la compañía TC define como el ratio de atracción para calcular el tráfico peatonal que circula frente a un local comercial respecto al número de personas que entran, de forma efectiva, en un local.

En este sentido, las calles comerciales de la ciudad condal redujeron en 2015 el número de peatones en comparación con 2014 y la capacidad de atracción a las tiendas fue mayor en términos relativos. Así el ratio de atracción, llegó a una media anual de 18,6% frente al 17,1% del año anterior. En Madrid, en cambio, el tráfico subió el 17,3% de media en 2014 al 9,5% en 2015.
 
Visitas que terminan en compra

Sin embargo, el ratio de conversión, que mide la tasa de visitantes a un establecimiento que terminan comprando fue mayor en Madrid que en Barcelona, por lo que TC Group concluye que las tiendas de Barcelona ganan en atractivo para los peatones, pero las tiendas de Madrid consiguen un número mayor de clientes.

En cuanto al comportamiento del consumidor para las marcas de moda o complementos en ambas ciudades, la compañía concluye que en Madrid los peatones que se sintieron atraídos por algún comercio de moda, disminuyeron en 2015 frente a 2014; obteniendo su mejor resultado en enero (11,6%) y el peor en abril (6,9%). Por su parte, Barcelona registró un aumento con respecto a las personas que pasaron por delante de un establecimiento de moda y entraron en él.

Si quieres compartir...