Son los europeos más insatisfechos con la disponibilidad de tiendas minoristas en sus ciudades

Los españoles quieren más tiendas de proximidad

  • 26 de Abr, 2016

Los Españoles son los ciudadanos de Europa que se muestran más descontentos con la disponibilidad de tiendas minoristas en sus ciudades, según revela el Eurobarómetro sobre la ‘Calidad de Vida en las Ciudades Europeas’ correspondiente al año 2015.

Dicha encuesta muestra el grado de satisfacción de más de 40.000 europeos con diferentes aspectos de la vida urbana y recoge la opinión de los habitantes de 79 ciudades y cuatro grandes regiones de los Estados Miembros. De entre los resultados del estudio, destaca que las cuatro ciudades españolas analizadas (Madrid, Barcelona, Málaga y Oviedo) están entre las diez en las que sus ciudadanos se muestran más descontentos con el comercio de proximidad.

Por debajo de la media
En 78 de los 83 núcleos urbanos en los que se ha realizado el estudio, al menos tres cuartas partes de los encuestados se muestran satisfechos con las ofertas de tiendas al por menor en sus ciudades, y sólo en 5 de ellas el grado de satisfacción se encuentra por debajo del 75%, entre ellas Madrid y Barcelona. En la capital española, el 38% de los ciudadanos está muy insatisfecho con la disponibilidad de pequeños comercios en su barrio y solo el 59% se muestra conforme, cifra muy inferior al promedio de las ciudades encuestadas. De hecho, Madrid es la ciudad en que más ha empeorado la percepción de los ciudadanos respecto a esta cuestión.

La saturación del gran comercio
Algunos expertos atribuyen esta caída en cuanto al comercio minorista y a su poca oferta, a la saturación de las grandes empresas de distribución y la sobreoferta de centros comerciales en España. Asimismo, se relaciona el empeoramiento de este tipo de negocio con otras medidas como la liberización del horario comercial, puesta en marcha en España en verano de 2012. En los últimos años el descontento de los ciudadanos por la dificultad de desarrollo del pequeño comercio se ha hecho patente. En el caso de Barcelona, por ejemplo, el cierre de tiendas de proximidad históricas suscita quejas entre los vecinos.

El comercio español de cara al exterior

Hay diferencias obvias entre la percepción que tienen los españoles sobre la situación de los pequeños comercios del país y la visión que tienen los extranjeros que visitan España; ésta última mucho más positiva. Respecto la importancia del comercio de proximidad, varios expertos coinciden en que otorga identidad diferente en las ciudades y que sirve para dinamizar el turismo, uno de los motores económicos del país.

Si quieres compartir...