La Comisión Europea advierte de que los altos precios de paquetes transfronterizos son uno de los principales lastres para el crecimiento de la venta online

El coste de entrega transfronteriza: uno de los mayores obstáculos del comercio electrónico en la Unión Europea

  • 06 de Ene, 2016

Según advierte la Comisión Europea, uno de los obstáculos más relevantes para el crecimiento del comercio electrónico en la Unión Europea es el coste de la entrega transfronteriza, el cual se caracteriza por precios demasiado elevados.

Paquetes transfronterizos: cinco veces más caros
La Universidad de St. Louis ha podido confirmar en un estudio que los precios de aquellos paquetes transfronterizos superan cinco veces más su equivalente nacional en todos los productos. En este sentido, este elevado coste de transporte poco tiene que ver con el coste de la entrega del paquete en el país de destino, ya que no existe relación alguna entre el coste real y los precios de la entrega.

Andrus Ansip, el vicepresidente del Ejecutivo comunitario responsable de Mercado Digital Único, ha revelado que “los altos precios y la ineficiencia del servicio de paquetería transfronterizo disuaden a la gente de vender o comprar productos de otro Estado miembro.” Así, ante esta problemática, desde Bruselas se ha propuesto una posible mejora a dicha situación para garantizar la transparencia en el proceso de entrega de paquetes dentro de la Unión Europea. Todo ello mediante una serie de diferentes medidas concretas que pretenden hacer frente a estas deficiencias de cara a la primavera de este año 2016.

Un impulso a los minoristas para la venta online

En la Unión Europea se encargan de manera online, y se entregan, un total de 4.000 millones de paquetes anuales. No obstante, el potencial del comercio electrónico es mayor, ya que mientras que un 44% de los consumidores compra de manera online en su propio país, un porcentaje muy inferior realiza pedidos de manera electrónica fuera (con un 15%).

Así, según las estimaciones de la Comisión Europea, los consumidores de la UE podrían ahorrar más de 11.000 millones de euros al año al elegir entre toda la gama de bienes y servicios. Además, desde la institución también se ha añadido que “ unos precios más baratos y transparentes también podrían impulsar a los minoristas a vender en línea.”

En este sentido, también la Comisaria Elżbieta Bieńkowska, responsable de Mercado Interior, Industria, Emprendimiento y Pymes, ha podido añadir que el objetivo marcado es “hacer la entrega transfronteriza de paquetes más fluida y asequible tanto para los particulares, como para las pymes, no mediante la regulación de los precios o la imposición de límites, sino mediante el aumento de la transparencia y la competencia.”

Si quieres compartir...