Los españoles cambian de hábitos tras el fin de la crisis

El consumidor ya no se guía solo por el precio

  • 01 de Dic, 2015

Tras la paulatina salida de la crisis económica, durante la cual los consumidores españoles se vieron obligados a cambiar de hábitos a la hora de comprar, los hogares españoles siguen cambiando de criterios y se fijan, actualmente, en otros factores.

Una vez superada la crisis, los consumidores se han vuelto más exigentes y han dejado de buscar precios bajos, según el informe publicado el pasado 24 de noviembre por Kantar Worldpanel. Datos del estudio aseguran que los compradores de España han dejado de comparar precios entre cadenas, pasando del 57,3% que lo hacía en los 9 primeros meses de 2014, al 54,59% que lo hace en la actualidad.

De acuerdo con la consultora, los clientes están empezando a fijarse en otras características de las cadenas y comercios, como son la calidad de sus productos frescos o la posibilidad de hacer toda la compra en el mismo lugar, dos de los motivos de elección de establecimiento que más han crecido en el último año y que se sitúan en cuarta y quinta posición. Por otra parte, los tres principales motivos por los que los consumidores españoles eligen un establecimiento siguen siendo la relación calidad-precio, la proximidad y los productos de calidad.

Una cesta más completa


Uno de los cambios más notables en cuanto a hábitos de consumo en España es que “ahora los consumidores buscan una cesta más completa, es decir, la posibilidad de comprar todo lo que buscan en un mismo establecimiento; algo que beneficia a la gran distribución y perjudica al canal especialista”, asegura Florencio García, Retail&Petrol Sector Director de Kantar Worldpanel, que añade que “el comprador ha aprendido a exigir más durante la crisis”.

Si quieres compartir...