Herman Fisher e Irving Price publica un estudio sobre las esperanzas y los deseos de 3.500 madres de siete países distintos

Felicidad por encima del éxito

  • 04 de Oct, 2015

Educado, amable, respetuoso, honesto, pero sobre todo feliz. Éstas son las cualidades que la gran mayoría de madres desean que tengan sus hijos, por encima de otras como el liderazgo, la inteligencia o el éxito. De esta manera lo revela el último estudio sobre Esperanzas y Deseos de las Madres (Moms’ Hopes & Wishes Study), realizado por Herman Fisher e Irving Price. Dicho estudio se realizó durante un periodo de cuatro semanas entre diferentes grupos socioeconómicos en los que se encuestaron más de 3.500 madres de entre 21 y 40 años de edad en siete países: China, Brasil, México, Rusia, Francia, Reino Unido y EE.UU.

Diferencias culturales


Gracias al estudio se han podido revelar la existencia de diferencias culturales presentes en determinados países. De este modo, a preguntas como “¿Qué cualidades son importantes que tengan tus hijos?”, las madres encuestadas en China valoraron más la la tenacidad, las madres de Brasil daban más importancia al medio ambiente, mientras que en Rusia, las madres respondieron que valoraban más positivamente la condición física. Por otro lado, a la idea de que el desarrollo del niño se inicia desde el nacimiento, las respuestas fueron muy amplias, teniendo mayor grado de afirmación las madres de Rusia (75%), Francia (53%) y China (34%).

No obstante, aunque existan diferencias culturales, las conclusiones revelan que existen más parecidos que diferencias entre las madres encuestadas. Así, Jean McKenzie, Vicepresidenta Ejecutiva y Directora General de Marcas Fisher-Price®, asegura que “hay más elementos que unen a las madres de todo el mundo que los que las dividen, especialmente cuando tienen un hijo.”

La importancia del juego

La principal actitud adoptada por las madres encuestadas revela una coincidencia en lo referente al juego. El 62% de las madres están totalmente convencidas de que el juego ayuda a los niños a interactuar con los demás, mientras que el 56% creen que el juego los ayuda a aprender cómo funciona el mundo.

Un futuro optimista

Un 77% de las madres respondieron a las encuestas que creían que sus hijos podrían tener más oportunidades que los propios padres para desarrollar todo su potencial, con más del 80% de encuestadas coincidiendo con esta respuesta en China, México y Rusia. En este aspecto, a la acceso a la educación se presenta como el principal motivo para que las madres muestren este positivismo acerca del futuro de sus hijos.

El desarrollo empieza al nacer

Según revelan los resultados del estudio, el 59% de las madres están de acuerdo en que el desarrollo del niño empieza al nacer, y hasta un 65% de ellas está completamente convencida de que cada niño crece y se desarrolla con un ritmo distinto.

Si quieres compartir...