El uso de las TIC aumenta hasta llegar al 72% en el caso de los menores de 8 años

El 40% de los niños menores de dos años accede de manera regular a las tabletas o móviles

  • 01 de Jun, 2015

Según el informe del Observatorio de Salud de la Infancia y la Adolescencia del Hospital Sant Joan de Déu (FAROS), el 40% de los niños menores de dos años accede de manera regular a las tabletas o móviles de sus padres para pintar, ver dibujos animados, así como para jugar.

El Hospital Sant Joan de Déu, de Esplugues, es pionero en introducir las nuevas tecnologías en el sector de la salud y de la atención al paciente. En este contexto, con este informe se pretende ofrecer unas pautas para conseguir una incorporación correcta de las tecnologías de la información en niños y adolescentes.

El uso de las TIC aumenta con la edad

El informe, además, puntualiza que a medida que avanza la edad, el uso de las nuevas tecnologías aumenta hasta llegar al 72% en el caso de los menores de 8 años y al 90% en el caso de aquellos niños de entre 10 y 15 años.  

No obstante, el coordinador del estudio, Genís Roca, experto en el sector digital, explica que el uso de las TIC no debe concebirse como un fenómeno peligroso, ya que es más bien una oportunidad para lograr un correcto aprendizaje sobre los buenos hábitos en la utilización de aparatos digitales que les van a resultar útiles en un futuro.

"Deseo que mis hijos controlen y conozcan bien estas tecnologías porque son claves en su futuro; con las tecnologías aprenderán, estudiarán, trabajarán, viajarán y se enamorarán, pero también hay riesgos que hay que combatir", ha dicho Genís Roca en la presentación del informe.

Las nuevas tecnologías, una herramienta que ayuda al desarrollo de los niños
Asimismo, la doctora en Pedagogía de la Universidad de Barcelona (UB), también colaboradora en la realización del informe, Mariona Grané, subraya que “un buen uso de las tecnologías, acompañado de los padres, es bueno para el desarrollo de los niños".

De esta manera, la doctora añade que se pueden usar las tecnologías de forma pasiva o, por otro lado, interactuar con las nuevas tecnologías gracias a juegos con los que construir y aprender. Por lo tanto, Grané opina que "si prohibimos las tecnologías en casa o las obviamos estamos diciendo a los niños que son malas, en cambio si las usamos con normalidad y hacemos un uso cotidiano y con sentido común también ellos sabrán usarlas de esta manera".

Por esta razón, es importante entender cuál es el momento de evolución del niño para comprender qué es lo que necesita, ya que, por ejemplo, los niños menores de 3 años tienen que estar estimulados con dichas herramientas, ofreciendo juegos abiertos, exploratorios para empezar a introducir poco a poco juegos que incluyan pequeños retos.

Si quieres compartir...