Según un análisis de 670.000 comentarios sobre anuncios en Twitter

Siete formas de enfadar a los consumidores con anuncios

  • 24 de Mar, 2015

La agencia de medios sociales We Are Social ha llevado a cabo un análisis detallado de 670.000 comentarios en inglés de Twitter acerca de anuncios en el transcurso de seis meses, en el contexto del 'Proyecto conectar de nuevo' de la Federación Mundial de Anunciantes (WFA), que busca alinear mejor marca y estrategia de marketing con las expectativas cambiantes de los consumidores en la era digital. Se dieron muchos tuits negativos que expresan una aversión genérica a la publicidad, pero también hubo quejas más específicas que los vendedores pueden utilizar para mejorar.

Los siete puntos que irritan más a los consumidores son:

1. Malestar. Un gran número de tuits expresa una aversión genérica a los anuncios. Los tuits hacen referencia a la ubicuidad y la frecuencia global de los anuncios, la duración de la pausa publicitaria o el contexto en el que apareció el anuncio.

2. Interrupción. Los consumidores reconocen que los anuncios ayudan a pagar por el contenido, pero esperan que los vendedores hagan un esfuerzo para que su publicidad sea menos irritante. Los tuits analizados mostraron que la interrupción era más molesta durante los contenidos de alta intesidad, como espectáculos de acción y drama o eventos deportivos en directo.

3. Incongruencia. Muchas marcas están optando por un mal momento y el público equivocado para sus mensajes. Puede ser que sea el momento adecuado, pero el lugar equivocado o el momento adecuado, pero la audiencia equivocada.

4. Decepción. Las afirmaciones que los consumidores ven como exageradas suelen ser muy irritantes. La audiencia espera que las marcas dicen la verdad, toda la verdad y nada más que la verdad. Gracias a las redes sociales, no toma mucho tiempo para una persona denuncie entre sus contactos una afirmación falsa o engañosa de alguna marca y esto derive en una visión negativa de esa marca.

5. Exceso. Demasiadas pausas publicitarias y pausas publicitarias que son demasiado largas. Una interrupción frecuente en un contenido concreto o un canal puede crear malestar con todos los comerciales, sin importar con qué frecuencia aparece un mensaje individual.

6. Personal. Se supone que el targeting en línea tiene que ser inteligente, pero lo que es realmente es molesto. Los algoritmos deficientes podrían ser el mayor reto de la industria: anuncios inapropiados para el contenido en el que aparecen, dirigidos torpemente a los consumidores sin prestar atención a las circunstancias y sensibilidades personales, así como numerosos casos de personas que fueron blanco de ciertas marcas a pesar de que ya habían expresado sentimientos negativos acerca de las mismas.

7. Escasez de calidad. Hay demasiados anuncios de poca calidad que terminan siendo molestos para los consumidores. Las marcas necesitan priorizar la calidad sobre la cantidad, la identificación real sobre la frecuencia de exposición y trabajar más duro para comprobar antes de emitirlos si los anuncios realmente van a conectar con la gente y a aportarles un valor añadido.

Si quieres compartir...