A través del juego se pueden hacer campañas para conectar con la familia como grupo

La gamificación aplicada al marketing familiar: convencer jugando

  • 12 de Oct, 2014

Los hábitos y estructuras de las familias han cambiado en los últimos años, así como las formas de interrelacionarse dentro del núcleo familiar. Unos cambios motivados en gran medida por la introducción de la tecnología en el día a día de padres, madres e hijos.

Desde el punto de vista de las empresas, llegar a las familias como público no es siempre fácil, ya que es un target de diferentes edades e intereses. Por ello, la gamificación puede ser una buena herramienta para llegar a ellos.

La actitud lúdica es natural a toda persona y se mantiene durante toda la vida. Y precisamente en esto consiste la gamificación, término que a veces se traduce como ludificación o jueguización: intentar hacer más atractivos ciertos entornos, como puedan ser una marca, la empresa, los puntos de venta o las redes sociales, utilizando elementos de juego.

Esther Hierro, especialista en aplicar el juego a diferentes ámbitos de la vida, explicó para un seminario en la Escuela de Negocios de la Innovación y los Emprendedores (IEBS), que la gamificación puede ser útil para hacer campañas para conectar la familia como grupo.    

Para Hierro, las empresas deben saber que dentro de la familia hay personas iniciadoras, influenciadoras y compradoras. Padres, madres, abuelos o tíos no tienen en mismo en el proceso de decisión de compra, por ejemplo. A través de la gamificación es posible “una vinculación especial con los usuarios, fomentar un cambio en el comportamiento o trasmitir un mensaje con contenido”, explicó Hierro. A través de la gamificación los miembros de una familia pueden vincularse con una marca de manera más efectiva que otras técnicas de marketing, ya que a través del juego la motivación es distinta.

Por ejemplo, si una editorial quiere vender más libros, para Hierro una buena estrategia de gamificación seria:

-    Identificar los perfiles clave
-    Establecer objetivos específicos para los distintos perfiles
-    Establecer los comportamientos deseados
-    Encontrar la motivación para hacer proposiciones de venta
-    Introducir elementos de juego: dinámicas, mecánicas y componentes lúdicos
-    Establecer criterios de evaluación de resultados

Con todo, cualquier actividad se puede convertir en un juego, y a través de la gamificación es posible llegar y vincular diferentes perfiles de consumidores, consiguiendo una vinculación con la marca diferente.

Si quieres compartir...