Cómo son los contenidos que pueden llegar a ser virales

6 características de los contenidos que compartimos

  • 23 de Jul, 2014

Las redes sociales están pensadas para compartir: publicamos fotos de nuestras vacaciones, dudas sobre productos que pensamos comprar, enlaces a artículos que nos han llamado la atención y las canciones que estamos escuchando en ese momento. Lo difícil es saber por qué una foto o un texto gusta más que otros y de repente los vemos no sólo en los muros de Facebook de nuestros amigos, sino también en prensa, televisión y en las barras de los bares.

Según explica Jonah Berger en Contagious, los contenidos que compartimos y por tanto se difunden con más facilidad, son los que reúnen los siguientes atributos y que siguen las siglas STEPPS:

1. Social currency (moneda social): nos preocupa la imagen que proyectamos, por lo que compartiremos contenidos que nos hacen parecer inteligentes y que muestren que estamos al corriente de todo.

2. Triggers (disparadores): compartimos contenidos según el contexto. Por ejemplo, los consumidores hablan sobre sus marcas de cereales favoritos durante las mañanas y no a media tarde.

3. Emotion (emoción). Si el contenido es emotivo, será más fácil que lo compartamos. Eso sí, no todas las emociones funcionan igual: tendemos a compartir más aquello que produce asombro y humor que lo que provoca tristeza.

4. Public (público). No compartiremos lo que no conocemos. Y no se trata sólo de enlazar en redes nuestros contenidos, sino también de crear productos que se anuncian a sí mismos (al ser llamativos, por ejemplo) o que crean hábitos de conducta visibles (como las pulseras de gomas que están tan de moda entre los niños).

5. Practical value (valor práctico). Si lo podemos usar y además es fácil de poner en práctica, lo compartiremos. Por eso tienen tanto éxito los tutoriales de Youtube.

6. Stories (historias). La información viaja más fácilmente a través de historias y anécdotas. Un ejemplo: Jared de Subway.

No todos los contenidos que llegan a ser virales (o que simplemente compartimos más a menudo) contienen todos estos atributos, pero sí que cuentan con al menos parte de ellos y, en todo caso, se trata de una guía que conviene tener en cuenta. Como siempre, hay estudios que lo demuestran: mañana hablaremos de uno de ellos.

Si quieres compartir...