No sólo sirven para perder el tiempo

Las redes sociales incrementan la productividad

  • 13 de May, 2014

Desde que internet está presente en las oficinas, los empresarios y directivos muestran una preocupación constante por si sus empleados usan el acceso a contenidos online para perder el tiempo con actividades personales. Un temor que se ha incrementado durante los últimos años con la llegada de las redes sociales: ¿es posible que en lugar de trabajar la gente se pase el día mirando fotos en Facebook?

Sí, es posible. Pero poco probable. De hecho, es más habitual lo contrario: el uso personal de redes sociales y de internet en el trabajo incrementa la productividad, según muchos estudios. Y por varios motivos:

- El uso de nuevas tecnologías está difuminando fronteras entre tiempo personal y de trabajo: es decir, el móvil e internet permiten que los trabajadores accedan a contenidos personales en la oficina, como admite el 33% de los encuestados por la consultora GTI, pero también lo contrario, es decir, el acceso al trabajo desde cualquier lugar, como hace el 75% de los trabajadores que disponen de tecnología móvil en su empleo. De hecho, uno de cada cuatro explica que, en todo caso, la tecnología móvil ha incrementado su nivel de estrés, mientras que sólo el 18% admite un descenso en la productividad.

- El uso de internet para asuntos personales incrementa la concentración de los empleados, según un estudio de la Universidad de Melbourne que asegura que los trabajadores que acceden a contenidos no relacionados con sus tareas son un 9% más productivos. Y esto es porque los descansos breves permiten retomar el trabajo pendiente con una perspectiva más fresca. Eso sí, el estudio sólo valora los datos de quienes pasan menos del 20% del tiempo de trabajo con contenidos personales y no de quienes muestran conductas rayando lo adictivo.

- En el caso de las redes sociales y según un estudio de AT&T, el 46% de los empleados explica que su uso les ayuda a generar ideas y a ser más creativos, el 38% asegura que así acceden a información y conocimiento que les permite resolver problemas con más efectividad, el 36% encuentra información sobre empleados y clientes, y un 32% explica que las redes ofrecen oportunidades para crear equipos. Obviamente, el acceso a redes sociales en horario de trabajo también tiene sus inconvenientes: la distracción (49%) y la posibilidad de filtrar información confidencial (45%).

- Y es que el uso de redes sociales mejora la comunicación y la colaboración, e incrementa la posibilidad de compartir conocimiento entre empresas y dentro de la propia compañía, según un estudio de McKinsey Global Institute que explica que a pesar de que se puede perder parte del tiempo de trabajo en estas redes, su acceso también ayuda a que la productividad de empleados y directivos se incremente entre un 20% y un 25%.

- Un trabajo del Massachusetts Institute of Technology incide en la misma línea: los empleados con redes sociales más amplias son un 7% más productivos que aquellos con menos amigos en Facebook y menos seguidores en Twitter. Eso sí, quienes tenían más interacciones en persona eran un 30% más productivos que el resto (sin que ambos grupos sean excluyentes, claro).

- Otro estudio de Evolv explica que los trabajadores que usan entre una y cuatro redes sociales cada semana permanecen en su trabajo durante más tiempo que sus colegas. Y los que usan más de cinco, consiguen más ventas en menos tiempo. Al parecer, su conocimiento en el uso de las redes podría evidenciar una mayor capacidad para gestionar las interacciones con sus clientes.

- Además, los empleados que usan más medios digitales de comunicación son más creativos en el trabajo, además de ser más propensos a la colaboración, según un estudio de Warwick Business School que apunta que los trabajadores usan las redes sociales para interactuar e intercambiar información de forma más rápida y eficiente. El estudio apunta que el uso de redes sociales internas (como puede ser Yammer) reduce en un 35% el tiempo dedicado a buscar información dentro de la compañía.

- Y es que las redes también se usan en el ámbito laboral. Una encuesta de Ipsos para Microsoft revela que el 68% de los trabajadores utiliza estos medios para comunicarse con sus compañeros, el 47% para hacerlo con sus clientes y un tercio para incrementar sus contactos. Además, la mitad los usa para compartir y revisar documentos. Es más, el 37% de los empleados asegura que harían mejor su trabajo si pudieran usar redes sociales.

Es decir y aunque no se puede negar que si alguien pasa tiempo en Facebook está dejando de trabajar, las redes sociales e internet permiten el acceso a información, a ideas y a contactos que puede ser muy útiles para el trabajo. Y además, seamos sinceros, ya se perdía el tiempo antes de 2007.

Si quieres compartir...