El porcentaje llega al 55% para los menores de 8 años

El 38% de los niños menores de 2 años usa móviles y tabletas

  • 12 de Nov, 2013

El 75% de los niños menores de 8 años tiene acceso a algún dispositivo móvil, según un estudio de Common Sense realizado en Estados Unidos. Hace sólo dos años la cifra era del 52%. El mayor crecimiento se da en el caso de las tabletas, que pasa del 8% al 40% de los niños de esta edad. El porcentaje de niños con acceso a móvil ha crecido también significativamente: del 41% al 63%. Además, un 38% de los niños menores de 2 años usa dispositivos móviles, frente al 10% registrado en 2011.

El tiempo dedicado a estos dispositivos por parte de los niños que tienen acceso a ellos ha pasado de una media de 43 minutos a una hora y siete minutos cada día (quince minutos de media en el total de los niños). Estos aparatos no se usan para llamar por teléfono ni enviar mensajes, sino que en tres de cada cuatro ocasiones se utilizan para acceder a contenidos:

- Juegos: 63% (frente al 33% de 2011)
- Aplicaciones: 50% (16%)
- Vídeos: 47% (20%)
- Televisión y películas: 38% (11%)
- Lectura: 30% (4%)

Los dispositivos móviles están restando tiempo a otras pantallas: un total de 31 minutos tanto la televisión, como a los DVD, los ordenadores y las consolas. De hecho, los menores de 8 años pasan 1 hora y 55 minutos frente a cualquier pantalla, incluidos los dispositivos móviles, 21 minutos menos que en 2011.

A pesar del incremento del tiempo dedicado a estos nuevos aparatos, la televisión sigue siendo el medio que recibe más atención, ya que el 58% de los niños la mira cada día, mientras que sólo el 17% utiliza los dispositivos móviles a diario. Eso sí, ya no se ve sólo la televisión en directo, sino que el 18% de los menores de 8 años ve programas grabados, el 11% recurre al streaming y el 4%, a vídeos bajo demanda.

En cuanto a los contenidos educativos, el 61% de los niños ve programas televisivos de este tipo ocasionalmente, frente al 38% en el caso de contenidos móviles y el 34% para programas o juegos educativos en el ordenador.

El estudio también recuerda que aunque se está reduciendo la diferencia de acceso entre familias ricas y pobres, sigue habiendo brecha tecnológica. El 63% de los niños de familias con ingresos altos tiene acceso a una tableta, frente al 20% de los niños de familias con ingresos bajos. Y el 45% de estas familias ha bajado aplicaciones educativas para sus hijos tanto para móviles como tabletas, frente al 59% de las familias de clase mas alta.

El riesgo para el juego tradicional

Este uso de la tecnología tiene sin duda ventajas, pero también sus riesgos. Según un estudio de Playmobil, un tercio de las madres explica que no juega a juegos tecnológicos con sus hijos porque no los entiende, y un 40% de los padres apunta a que preferiría que sus niños recurrieran los juguetes tradicionales que ellos mismos tenían de niños.

Es decir, hay que tener cuidado con usar las tabletas y los móviles para aparcar a los niños, y no se puede dejar de lado el juego tradicional. Los estudios apuntan a que los juguetes clásicos aún mantienen su presencia, pero no hay que olvidar que el tiempo de niños (y de padres) es limitado.

Si quieres compartir...