Kid's Cluster y el BCD presentaron los productos más innovadores dirigidos a la infancia en una sesión sobre cómo innovar

Innovar en los productos dirigidos a la infancia: ¿cómo hacerlo?

  • 08 de Mar, 2013

Cualquier innovación tiene que dar respuesta a una necesidad, bien sea una necesidad real y expresada por los consumidores, o bien sea una necesidad latente. Esta es una de las principales conclusiones de la sesión “Productos innovadores para el segmento infantil”, organizada por el colectivo de empresas relacionadas con la infancia Kid's Cluster junto con el BCD Barcelona Centro de Diseño y que tuvo lugar en el edificio Arpa Design Centre Barcelona.

A lo largo de la sesión, dirigida a todos aquellos profesionales de empresas y entidades cuyos productos y servicios se dirigen a la infancia, se presentaron hasta diez propuestas de productos dirigidas al segmento infantil y surgidas del programa del BCD Mercado de Ideas Diseño (MID).

Asimismo, a lo largo de la jornada también se debatió sobre cómo se puede y se debe innovar y sobre cuáles son los factores y criterios más relevantes para decidir qué innovaciones incorporar a nuestra empresa.

Al afrontar un proceso de innovación, uno de los aspectos más relevantes a considerar es que la búsqueda de cualquier innovación debe partir de una necesidad identificada, bien sea una necesidad real y expresada por los consumidores, o bien una necesidad latente, e intentar ofrecerle una respuesta.

Los profesionales que acudieron a la jornada también destacaron la importancia de que el producto o servicio resultado de la innovación esté pensado para el usuario final, es decir, para la persona que lo utilizará y en el entorno en el que lo usará, huyendo del peligro de crear y hacer llegar al mercado nuevos productos que no son vendibles. Además de a este cliente final, la innovación también tiene que adecuarse al canal en que se vaya a distribuir y comercializar, a la normativa aplicable en cada uno de los mercados a los que se quiera hacer llegar la innovación y a la imagen e identidad del fabricante responsable de su producción.

Los asistentes a la sesión, que insistieron en la idea de que la innovación debe ser una actividad transversal a las empresas, apuntaron que las principales dificultades a las que se debe hacer frente al iniciar este proceso son el encontrar el profesional con el perfil adecuado para que desarrolle la propuesta, así como la cantidad de tiempo y recursos invertidos en el proceso y también la necesidad de contar con determinada tecnología que no siempre se encuentra al alcance del fabricante.

Si quieres compartir...