¿Hasta qué punto estarían dispuestas a pagar las familias por juguetes personalizados para sus hijos?

AIJU analiza aspectos de la personalización de juguetes

  • 08 de Feb, 2017

El proyecto IBUS contempla la creación de una plataforma online con la que los usuarios pueden personalizar sus juguetes. 

En el marco del proyecto IBUS, que tiene el objetivo final de impulsar las ventas de los fabricantes de juguetes tradicionales de la Unión Europea, AIJU ha realizado un estudio que busca analizar hasta qué punto estarían dispuestas a pagar las familias con tal de que sus hijos tuvieran juegos y juguetes personalizados. En este sentido, el informe pone de manifiesto que padres y niños estarían dispuestos a aceptar un incremento en el precio de los juguetes entre un 9% y un 171% con tal de lograr la personalización. Dicho incremento, según las encuestas realizadas, dependería del nivel de personalización que puedan llegar a tener los juguetes; pues IBUS prevé la creación de una plataforma online que reúna a fabricantes y usuarios para poder desarrollar juguetes personalizados, y ésta contempla desde un grabado de nombre, hasta la fabricación de juguetes totalmente distintos en cuanto a diseño.

El estudio revela además que las muñecas, los juegos de mesa, las figuras de acción y los juguetes de rol serían los más aceptados para la customización por parte de niños y padres. Por otra parte, el informe analiza las habilidades de los usuarios para crear sus juguetes y con este objetivo, AIJU distingue entre cinco niveles de customización: personalización, configuración, configuración en tienda, configuración sobre patrón y configuración libre. En relación a las habilidades de los usuarios, los resultados señalan que entre un 65% y un 94% de los padres, en función del nivel de dificultad, disponen del conocimiento necesario para realizar la personalización. Por su parte, entre un 49% y un 66% de los niños con edad superior a seis años podrían realizarla.

La plataforma online que se creará en el marco del proyecto integrará toda la cadena de valor para la fabricación del producto personalizado a partir del diseño generado por el cliente. Asimismo, la herramienta priorizará la fabricación de productos de la forma más eficiente posible y el mínimo impacto medioambiental. En este sentido, el responsable de AIJU para dicha investigación, Pablo Buso, detalla que “con el sistema IBUS tanto los padres como sus niños vivirán una experiencia completa”, a lo que añade que “los usuarios, según sus capacidades, serán perfectamente capaces de diseñar y personalizar sus propios artículos de juguete”.

Si quieres compartir...