Los consumidores españoles se mueven entre el pesimismo laboral y el optimismo económico

La confianza del consumidor, inestable

  • 07 de Nov, 2016

Alrededor de tres de cada cuatro españoles siguen pensando que su futuro con respecto al empleo no será bueno a un año vista, cifra que ha sido así durante todo lo que llevamos de año. Sin embargo, el porcentaje de personas que creen que España dejará atrás la recesión económica para entonces sí ha aumentado, por lo que los consumidores españoles se mueven entre el pesimismo laboral y el optimismo económico. Entre estas dos opiniones se encuentra su confianza que, tras crecer seis puntos hasta junio, retrocedió tres hasta septiembre, quedándose en 77 puntos según el último Estudio Global de Confianza de los Consumidores elaborado por Nielsen.

En cuanto a política, solo un 15% de los consumidores la sitúa entre sus máximas preocupaciones, mientras que más del doble cita la seguridad global y la economía cómo las dos cuestiones que más le preocupan. Por su parte, el empleo, como motor del consumo, afecta más que la propia marcha de la economía a la percepción del consumidor a la hora de elegir si es un buen momento o no para comprar aquello que necesita o quiere. En este sentido, en el último trimestre, el porcentaje de españoles que piensan que es un mal momento para esas compras creció en cuatro puntos (hasta un 62%) con respecto al trimestre anterior.

Si quieres compartir...