“Los seres humanos disfrutamos viendo disfrutar”

Entrevista a Alicia Martos, psicóloga e investigadora especializada en comunicación no verbal

  • 25 de Abr, 2018

Alicia Martos, experta en comunicación no verbal, nos habla sobre el éxito del fenómeno 'Unboxing' y del porqué se ha convertido en una forma de publicidad para las marcas del sector juguetero.

El ‘Unboxing’, del inglés ‘desempaquetar’, se ha convertido en un fenómeno muy arraigado a los hábitos de consumo online de las nuevas generaciones de niños y niñas. Con un gran éxito en redes sociales como YouTube, es una actividad que ha llegado al sector del juguete, convirtiéndose en una nueva forma de publicidad. Sin embargo, ¿qué es lo que lo hace triunfar? Alicia Martos, psicóloga y experta en comunicación no verbal, nos lo explica.

- El fenómeno del Unboxing lleva unos años extendiéndose como moda, sobre todo en el público más joven. ¿Qué es lo que lo hace triunfar?

- Uno de los factores fundamentales que convierten esta acción en un fenómeno exitoso y atractivo es el de generar expectativa, inducir en el público la emoción de sorpresa: esta emoción, en principio, es la única que no tiene un valor positivo ni negativo por sí misma, es neutra, no será buena ni mala y según las experiencias previas (si hemos tenido más sorpresas positivas que negativas) adquirirá un valor para nosotros u otro.
La sorpresa potencia el sentimiento de felicidad posterior y hace que recordemos el objeto por largo tiempo
- ¿Qué ocurre, entonces?
- Todo lo concerniente a emociones siempre hay que contextualizarlo. ¿Qué ocurre en esta situación? que ya conocemos que es un regalo, un objeto deseado, exótico o novedoso, y por tanto se potencia la emoción por la anticipación que hacemos de la posterior felicidad. Es más, la emoción de sorpresa amplifica nuestra relación afectiva a los eventos, cuando recibimos una sorpresa agradable nos sentiremos incluso más felices que aquellos que están en una situación similar a la nuestra pero no han sido sorprendidos con anterioridad. Esta potencia con la que sentimos felicidad tras la sorpresa nos ‘engancha’ a buscar constantemente este previo para reforzar ese gozo mayor, y hace que recordemos ese objeto.

- La sorpresa adquiere un doble efecto...
- Efectivamente. Por un lado, potencia el sentimiento de felicidad posterior y, por otro, hace que recordemos el objeto por largo tiempo. Mientras, otra clave es el contagio emocional de la ilusión, la empatía. Los seres humanos disfrutan viendo disfrutar, esto se lo debemos a nuestras neuronas espejo o neuronas de la empatía. Se ha descubierto que algunas zonas del cerebro vinculadas a las emociones se activan ‘exactamente igual’ si somos nosotros quienes las experimentamos, que si vemos a otras personas vivenciándolas. Las neuronas espejo nos permiten ser empáticos, ponernos en el lugar del otro y sentir lo que el otro siente. Si vemos a alguien con ilusión y felicidad al obtener un objeto, nosotros lo sentiremos de igual forma al observarlo, experimentando sensaciones como: vigorosidad, competencia, transcendencia y libertad. La experiencia subjetiva que se siente en este proceso de empatía es un estado placentero, deseable, sensación de bienestar y sensación de autoestima y autoconfianza.


 

Si quieres compartir...