"El contexto actual ofrece numerosas oportunidades para desarrollar unas pautas de consumo más adecuadas a nuestras necesidades"

Entrevista a Juanjo Cáceres, autor del libro 'Consumo Inteligente'

  • 14 de Feb, 2018

En esta entrevista, Juanjo Cáceres, autor del libro 'Consumo Inteligente', nos comenta cómo han influido las nuevas tecnologías en nuestro modelo de consumo.

Internet cada vez se afianza más en nuestra rutina, sobre todo a nivel de consumo, debido, principalmente, a las ventajas que ofrece a través de nuevos modelos como el e-commerce: reducciones de precio, rapidez, ahorro de tiempo, conveniencia de entregas... Esto nos dirige a una obviedad: las nuevas tecnologías invitan al ciudadano a consumir. Juanjo Cáceres, autor del libro 'Consumo Inteligente', en una entrevista exclusiva para JUGUETES b2b, valora las posibilidades que ofrecen estos avances tecnológicos y comunicativos, así como los modelos de compra colaborativos y más sostenibles que promueven.  

- Según varios informes, las facilidades del comercio electrónico han fomentado el consumo. ¿Cree que las nuevas tecnologías y sus ventajas han creado un consumidor más impulsivo y han hecho aumentar el consumo?
- En efecto, las facilidades del comercio electrónico han fomentado el consumo, pero lo hacen en un sentido amplio: todos tenemos acceso desde nuestros terminales electrónicos en línea a la compra de cualquier producto de consumo o cualquier servicio. No obstante, el efecto no implica necesariamente un incremento de la compra por impulso. Influir sobre la impulsividad del consumidor en línea requiere implantar nuevos mecanismos que capten la atención del consumidor y generen impulsividad. Ese proceso de implantación aún se está desarrollando y, por lo tanto, va por detrás de las técnicas tradicionalmente usadas en los puntos de venta físicos. De hecho, las técnicas que mejor funcionan para inducir la impulsividad son aquellas que trabajan sobre los dos ámbitos: físico y online. Un ejemplo sería el Black Friday, eventos que fomenten al máximo la impulsividad presencial y en línea.
"La compra con criterios sociales solo la realiza una minoría y es uno de los últimos criterios que se tienen en cuenta en una decisión de consumo"
- El nuevo consumidor se caracteriza por ser más exigente y tener más compromiso social. ¿Cómo se reflejan estas características en el consumo?
- El consumidor exigente y con compromiso social no es un mito, pero no son características que describan a la mayoría de los consumidores. La compra con criterios sociales solo la realiza una minoría y es uno de los últimos criterios que se tienen en cuenta en una decisión de consumo. En cuanto a la exigencia del consumidor, lo cierto es que este acaba asumiendo cada vez una mayor responsabilidad en el proceso de compra, aunque está resignado ante todos los cambios unilaterales que las empresas imponen. El gran poder del consumidor sigue siendo más una posibilidad que una realidad.

- ¿Cree que el consumidor está cada vez más concienciado de que es necesario replantearse un consumo más social o ecológico?
- No lo está. Llevamos casi una década de estancamiento en ese sentido y la sensibilidad ecológica, a pesar de la magnitud de los retos y amenazas que impone el cambio climático, no atraviesa su mejor momento.

- Según su libro ‘Consumo Inteligente’, ¿nos dirigimos a un modelo de consumo más inteligente?

- El contexto actual ofrece numerosas oportunidades para desarrollar unas pautas de consumo más beneficiosas y mucho más adecuadas a nuestras necesidades. Sin embargo, es necesario entenderlas, interiorizarlas y desarrollar una actitud coherente. En este sentido, queda mucho trabajo para sensibilizar.

- ¿Un consumo más inteligente incluye también el auge de la economía colaborativa como modelo de ahorro y de compromiso con el medio ambiente?

- Sí, pero entendida como un mecanismo con el que los consumidores se ponen de acuerdo para intercambiar productos o servicios aprovechando las posibilidades que ofrecen las nuevas tecnologías. Otra cosa muy distinta es que bajo el concepto de economía colaborativa se escondan proyectos empresariales que generan empleabilidad con una precariedad récord y un deterioro en las condiciones laborales y en la estabilidad de otros sectores productivos.

- ¿Cómo podemos consumir de forma más inteligente? ¿Qué recomendaciones haría a un consumidor actual o futuro?
- Mi libro recoge un conjunto de capítulos que podrían servir como recomendaciones: ‘No te consideres consumista: somos consumidores/as’, ‘no confundas tus intereses con los de otros’, ‘sé crítico y no te creas nada’, ‘la calidad no la indica el precio’, ‘sé consciente de tus debilidades’, ‘no consumas pensando en tu imagen’, ‘el producto no siempre es saludable (aunque lo diga)’, ‘pregúntate qué oculta el producto’ y ‘puedes (y debes) ser un consumidor combativo’.

Si quieres compartir...