“LOS NIÑOS QUERRÁN QUE LAS MARCAS ESTÉN JUSTO DONDE ELLOS VAYAN A BUSCAR LA INFORMACIÓN”

Entrevista a Albert Vinyals, experto en psicología del consumo

  • Albert Vinyals, profesor de psicología del consumidor ESCODI-UAB
  • 13 de Sep, 2017

En un contexto en el que la sociedad se ve en pleno proceso de revolución digital, el experto en psicología del consumo, Albert Vinyals, nos explica en qué aspectos la tecnología ha modificado nuestros hábitos, y cómo han afectado al target infantil.

Debido al auge de Internet nuestra manera de consumir se ha visto drásticamente influenciada. Un factor que, según explica Albert Vinyals, experto e investigador procedente del ámbito de la psicología del consumo, en el caso de España también se ha sumado a una crisis económica. En este contexto, hablamos con el experto sobre los cambios en el consumo con el auge de Internet, la crisis económica y las nuevas transformaciones sociales. Unos factores que han llegado al sector infantil.

- ¿Cómo está influenciando Internet en el consumo?
- Internet ha cambiado nuestras vidas, nuestra manera de relacionarnos. Y con tanto que el consumo es una manera que tenemos, en parte, de relacionarnos y de comunicarnos aparte de sobrevivir; la influencia es directa. Si sumamos crisis e Internet, hablamos de cómo el consumidor tiene más opciones para analizar, y las usa. Después, hay que contar con toda esta parte de identidad digital que nos hemos creado, la cual tiene una repercusión directa con el consumo, que se traduce en consumir con imagen pública.

- Menciona, de hecho, el concepto de turbo-consumidor, previo a la crisis y al boom de Internet. ¿Quién es y cómo ha cambiado?
- El concepto de Turbo-Consumidor proviene de un filósofo francés, y de ello ya hablaba en el año 2003. Era, de hecho, la manera de definir al consumidor previo a la crisis. Este consumidor es aquel que, con el consumo, construye su identidad. Intenta consumir al máximo, y trabajar y ganar más para poder seguir consumiendo más. Y es que, al definir tu identidad con el consumo; los logos, marcas, y cosas visibles son las que demuestran quién eres. En principio, con la crisis económica, este tipo de consumidor bajó; pero en realidad ha sido cuestión de adaptarse. La crisis económica ha traído una bajada de la percepción del poder adquisitivo, y para muchas personas del poder adquisitivo en sí. Pero no quiere decir que haya bajado el consumo. Lo que ha sucedido es que se ha consumido menos, pero se ha buscado consumir igual. Y aquí es donde entra el ‘comparar’, el poder ‘buscar las cosas más baratas’, etc.

- Teniendo en cuenta los nuevos cambios en digitalización, unidos a esta crisis económica de la que hablas, ¿cuáles deben ser las claves a tener en cuenta en una industria como la del juguete?
- Claro, en un sector como el del juguete, donde sí que valoramos y buscamos otros factores como la seguridad, puede influenciar en que podemos llegar a ser más fieles a marcas clásicas. Aunque no se puede olvidar que el consumidor cada vez es más infiel. El del juguete es un sector en el que las tendencias internacionales también influyen mucho, estando también muy relacionado con los cambios sociales. Tecnología aplicada a juguetes, por ejemplo, la búsqueda del valor educativo, el empoderamiento de las niñas, etc.

- ¿Qué crees que buscan los nuevos padres y madres para sus hijos, con tanta información a su alcance?
- El valor educativo, que tenga ese ‘valor añadido’, ya que como sociedad, nos cuidamos mucho más. Así, de la misma forma en que queremos dar una muy buena imagen en nuestras redes sociales, y cuidarnos, con la importancia que le damos a lo que opinan los demás, también queremos –o mucha gente quiere- hacer que nuestro hijo sea el mejor y tenga lo mejor. Se apunta a inglés, a otras extraescolares, etc. así que si el juguete tiene ese valor añadido, pues mejor. Algo que notamos que puede ser paralelo a otros sectores, también.

- Y los niños, ¿de qué manera se pueden ver influenciados en este entorno?, ¿qué esperan ellos del consumo, y de las marcas?
- Un gran cambio que hay que tener en cuenta es que ya estamos hablando de niños que nacen siendo totalmente digitales. Pasamos de la sociedad de la tradición, donde siempre la gente mayor enseñaba a los más jóvenes; a una sociedad en la que por primera vez el niño puede saber cosas que el abuelo no sabía. Y además tampoco no se lo han explicado en el colegio, por el tema de la tecnología. Así, hay que tener en cuenta este sesgo generacional, donde el niño igual está pensando en un juguete específico, pero muy distinto del que están pensando otras generaciones.

- ¿Qué les van a demandar?
- Los niños no entienden qué es una marca. El tema de la publicidad para los niños es un tema que para mí es polémico por esta razón. No suelen entender la intencionalidad de la comunicación. Ellos ven un video muy chulo, sin saber que su objetivo es vender. Así al final, no sé si sus demandas van tanto hacia la marca, o hacia el juguete en sí. Pero demandarán cubrir las necesidades que tengan en ese momento. Si la necesidad es más tecnológica, pues juguetes con tecnología y divertidos, si la necesidad es más social, pues juguetes que les hagan relacionarse con los demás. Querrán que las marcas estén justo donde ellos vayan a buscar la información. Y en el mundo que ellos están acostumbrados a ver: Tablets, y nuevas plataformas.

Si quieres compartir...