Entrevista a Nathalie Rodríguez, propietaria de Kamchatka Magic Toys

“Un juguete de madera puede cambiar al mundo”

  • 18 de Mar, 2015

Kamchatka Magic Toys abrió sus puertas en Madrid en noviembre de 2003 como tienda especializada en juguetes ecológicos, creativos, de madera, didácticos, no sexistas y antibélicos. Entonces no había tanta demanda de estos productos en España, pero ha ido creciendo aunque todavía no llega a los niveles de otros países europeos. Nathalie Rodríguez, propietaria de la tienda, explica que la tienda “es un proyecto vital en tanto que está en sintonía con nuestra propia manera de entender la vida y el mundo” y añade que está creciendo en el sector la oferta especializada, que ayuda a que la demanda de juguetes aumente “porque las familias van perfilando cada vez más sus necesidades y encontrando respuesta en un mercado que se actualiza con más atención a sus prioridades”.

-¿Qué filosofía tiene la tienda?
-Kamchatka es un espacio alternativo en el que el juego y el juguete se recomponen para rescatar su esencia fundamental: ser una herramienta para aprender, reconocer, aprehender y relacionarse con el mundo y los otros en un acto creador.

Para nosotros Kamchatka es un proyecto vital en tanto que está en sintonía con nuestra propia manera de entender la vida y el mundo. Es decir, la filosofía de Kamchatka es en realidad un reflejo de nuestra propia filosofía vital ¿qué quiere decir eso? Pues que llegar a disfrutar de un mundo en paz, solidario, de iguales, con sensibilidad a la belleza y la creatividad y, claro, en un contexto de respeto al planeta, sólo se construye cambiando algunos patrones de enseñanza, entre ellos, la manera de jugar...

Es por eso que creemos firmemente que "Un juguete de madera puede cambiar al mundo" y es precisamente esa sintonía entre lo que decimos y hacemos, esa convicción apasionada, lo que ha impregnado cada espacio de nuestra tienda y, no te miento si te digo que es la percepción que nuestros visitantes nos transmiten: que esa filosofía y compromiso se respira en cada uno de nuestros juguetes y en cada rincón de Kamchatka.

-¿Por qué una tienda con productos ecológicos, creen que hay bastante oferta de este tipo de productos en España?
-La ecología no es sólo un valor añadido, es una necesidad y, en nuestro caso, un compromiso vital. Nuestro mundo está sufriendo y nuestra responsabilidad es contribuir a conservarlo ¿Cómo? Desde nuestro ámbito de acción promoviendo y ofreciendo productos que sean amigables con el ambiente. ¿Por qué en Kamchatka privilegiamos la madera y tejidos como la lana y/o el algodón? Fundamentalmente porque son más beneficiosos para los niños pero también porque son buenos para el planeta. Las ganancias para los niños son evidentes: al ser productos naturales, el riesgo de alergia es mínimo y sus texturas desarrollan los sentidos. Además son más duraderos y también muy seguros. ¿Cómo es beneficioso para el planeta? Pues sencillo, ¡porque no contaminan! Las plantaciones de las que proceden nuestras maderas son de bosques controlados (FSC) y los tintes empleados son de base acuosa evitando barnices o productos derivados de aceites sintéticos que, además de poco ecológicos, podrían resultar tóxicos para los pequeños.

Aunque hay una creciente preocupación por productos ecológicos, en España aún no hay suficiente oferta en comparación con países como Alemania o Reino Unido. No obstante, si miro atrás, hace 11 años, cuando abrimos, en el sector infantil éramos -al menos en Madrid- pioneros. Eso ha ido cambiando y cada vez hay más interés en la ampliación de la oferta ecológica en el sector infantil.

-¿Consideran que el mercado en este tipo de producto está creciendo?
-Sí. Hace 10 años la demanda de productos con las características de nuestros juguetes era inferior en España porque la conciencia ecológica también era minoritaria. Desde hace unos años para acá esa tendencia se está invirtiendo y aunque no llegamos a los números de países como Alemania, Francia o Reino Unido, son cada vez más las familias que optan por productos sostenibles por sus bondades para la salud de sus miembros y como un gesto de conciencia y compromiso con el cuidado del planeta.

-A la hora de escoger las marcas y productos con los que trabajan, ¿qué criterios tienen en cuenta?
-Tenemos varios: materia prima, privilegiamos lo natural o aquellos productos derivados del reciclaje o que se puedan reciclar; condiciones de manufactura, nuestros productos son en su mayoría fabricados dentro de la UE y/o en condiciones dignas de trabajo, incluso algunos son provenientes de comercio justo; seguridad, todos los juguetes han pasado todas las regulaciones de seguridad alemanas y europeas y en algunos casos, las normativas de los EEUU y Canadá; y valor lúdico y didáctico, los juguetes que escogemos fomentan valores como la solidaridad, la paz, la creatividad, la imaginación, la igualdad y la cooperación. Son no sexistas y antibélicos.

-Tienen tienda online. ¿Qué porcentaje de ventas se hace online y cuánto offline? ¿Venden a toda España?
-El público español aún quiere tocar el producto que va a comprar, es por eso que la tienda online aún no llega a abarcar ni el 15% de nuestra facturación anual. No obstante, la tienda online es un medio privilegiado para hacer llegar nuestro producto y nuestro concepto a toda la península e islas... Vendemos para toda España, Portugal y Andorra. Es curioso porque además de las compras online nos escriben para solicitarnos asesoría -como una venta por teléfono-, solemos recibir mayor cantidad de compras del norte del país (País Vasco, Asturias, Galicia, Catalunya) pero esta campaña también se incrementó la demanda desde el Sur (Andalucía, Extremadura).

Más allá de los números, la tienda online nos permite publicitar nuestra oferta de una manera sintetizada y organizada. Nos escriben emails de toda España preguntando por productos que al final, en una visita a Madrid por trabajo o placer, se convierten en ventas en nuestra tienda offline.

-¿Cómo creen que evolucionará el sector de la puericultura durante este año?
-El sector infantil sigue creciendo, puericultura y juguetes son sectores que han empezado a vislumbrar una recuperación tímida pero real... Es verdad que cada vez hay una oferta más especializada y eso favorece que la demanda también aumente porque las familias van perfilando cada vez más sus necesidades y encontrando respuesta en un mercado que se actualiza con más atención a sus prioridades.

-¿Asisten a ferias del sector como Puericultura Madrid? En caso afirmativo, ¿qué encuentra de interés en estos certámenes?
-Las visitas a ferias siempre son importantes, establecen un nexo necesario entre quien desarrolla y quien comercializa el producto. Unos lo diseñan, desarrollan y manufacturan y estamos quienes recibimos el feedback directo del comprador final. Poder intercambiar ambas perspectivas es indispensables para tener un producto exitoso. De hecho, hemos estado en Nuremberg, la feria internacional de juguete por excelencia y como siempre, además del enriquecimiento y el aprendizaje que ofrece tener un panorama no local del sector, las ferias te acercan las nuevas tendencias mundiales y al descubrimiento de nuevos creadores ávidos de enseñarte su trabajo.

Si quieres compartir...