Richard Cerdá, vicepresidente de JC Toys

Richard Cerdá (JC Toys): “No nos conformamos con usar la misma muñeca de hace treinta años”

  • 19 de Jun, 2014

Richard Cerdá es el vicepresidente de JC Toys, una empresa especializada en muñecas y con oficinas en Castalla (Alicante), Miami y Hong Kong. Aunque la empresa tiene su propia fábrica en China, produce su línea Boutique de alta gama en España, donde se encuentran los orígenes de esta juguetera que apuesta por productos de calidad.

JC Toys es una empresa con una importante presencia fuera de España: ¿cuándo se inició este proceso de internacionalización? ¿Cuáles eran los objetivos?
Desde el inicio en 1993, JC Toys ha sido una empresa internacional. Ya cuando se fundó, tenía su base de ventas en Estados Unidos, con diseño y fabricación en España y también una oficina en Hong Kong. Cada oficina tiene su enfoque: la de Estados Unidos hacia el marketing y las ventas en todo el mundo; la de España, hacia el diseño y las ventas en Europa, y la de Hong Kong al principio se centraba en la logística de todas las fábricas.

Hoy en día, esta situación ha cambiado un poco: China se ha vuelto más fuerte en lo que se refiere a las ventas, así que la oficina de Hong Kong se ha convertido en una oficina de ventas más, como la de Estados Unidos o España, lo que nos ha proporcionado equilibrio y la posibilidad de adaptarnos a cada mercado rápidamente.

La empresa fabrica tanto en China como en España. ¿Qué criterios utilizan para decidirse por un centro de fabricación u otro?
La línea Boutique se fabrica en un 100% en nuestra planta española. Esta marca es de alta gama, algo más especial, se dirige a un cliente no tan condicionado por el precio. Se trata de consumidores que prefieren algo diferente a lo que se puede encontrar en las grandes superficies.

Siempre hemos mantenido esta fabricación en España por dos razones: primero porque las ventas son buenas, pero segundo y aunque no lo fueran, porque es fundamental para nosotros mantener nuestras raíces. Ser una compañía española con un diseño español es algo muy importante y lo vamos a mantener.

La fabricación en China viene determinada por el hecho de que el mercado nos pide un precio determinado para otras líneas de producto.  Aun así, el diseño sigue siendo español. Incluso ahora la fábrica ya es nuestra, lo que nos deja producir con aún más calidad.

Es decir, mantenemos el control total sobre el muñeco: diseño, materia prima, producción y ventas. Es muy importante mantener este control al cien por cien de todo el proceso cuando se hace un producto de gran calidad.

¿La calidad es el factor por el que JC Toys intenta diferenciarse de la competencia?

Tanto calidad del producto como del diseño. Cuando se diseña una muñeca realista es muy importante que su apariencia sea en efecto realista, y ahí es donde está el genio de nuestro diseñador, Salvador Berenguer. Si el diseño no es perfecto, se nota en seguida. Es decir, nos centramos en la calidad en todo el proceso: desde el diseño hasta que le entregamos el producto al cliente.

¿Cuáles son los mercados más importantes para la compañía?

Hay dos niveles de importancia. Las ventas son muy importantes y Estados Unidos tiene mucho peso. Dentro de Europa, hay que hablar del Reino Unido y Alemania. También Rusia, Australia y Latinoamérica… La verdad es que estamos bien situados en casi todos los continentes y nos va bien en todos en relación con la población.

También es importante para nosotros cómo aprendemos de cada mercado. Aunque tenemos un gran diseñador, la muñeca no se fabrica sola. Siendo pequeña y muy ágil, la empresa puede escuchar a todos los clientes. Y hay mercados que son más “muñequeros” que otros, como es el caso de España, y se aprende mucho de estos países. Las opiniones de clientes y consumidores nos permiten adaptar nuestros diseños y preparar nuevos productos. No nos conformamos con usar la misma muñeca de hace treinta años y vestirla de un color diferente. Nosotros nos adaptamos, cambiamos si hace falta y mejoramos siempre. Y hay mercados, como el español y también, por ejemplo, el australiano, que nos ayudan en este sentido.

¿Qué tendencias hay en el segmento de las muñecas bebé?

Ahora mismo, el recién nacido está funcionando muy bien y para nosotros esto es muy importante, porque nuestro diseño de recién nacido es uno de los mejores del mundo. En el resto del mercado, los productos populares con presencia en televisión son muy de fantasía, empezando hace años con Bratz y ahora con Monster High, y se alejan de lo que es una muñeca realista y tradicional. En nuestro caso, el muñeco recién nacido nos funciona muy bien porque el cliente está buscando este juguete tradicional en casi todos los mercados.

Se habla cada vez más de la necesidad de no imponer roles de género a los niños. ¿Cree que tanto niños como niñas pueden jugar con sus muñecas?

Definitivamente. Los niños son niños y les gusta jugar con lo que les gusta jugar. Por ejemplo, yo tengo tres hijos y los mayores se llevan dieciséis meses. Cuando nació el segundo, los doctores y las enfermeras nos aconsejaron preparar al mayor para la llegada de su hermano usando una muñeca. Lo curioso es que yo, trabajando en una empresa de muñecas, no había pensado en esa posibilidad. Traje una a casa y la respuesta fue increíble. Con dieciséis meses a quien primero besó fue al muñeco. Era algo muy natural para él, lo que muestra que los niños deben jugar con lo que quieran y no deberíamos tener prejuicios. Para eso son juguetes.

Si quieres compartir...