Pablo Tadeo Hernández, director gerente de Kid&Kitty (Albacete)

“Los productos se deben poder tocar y disfrutar antes de su compra”

  • 23 de Abr, 2014

Kid&Kitty es un nuevo establecimiento especializado en Albacete que se define como “una juguetería atípica”, según explica Pablo Tadeo Hernández, director gerente del establecimiento, “porque la oferta abarca desde los juguetes de las grandes firmas hasta el artículo diferente que busca el consumidor exigente”. Con 800 metros cuadrados de exposición, la distribución de los juegos y juguetes se organiza de una manera diferenciada, distinguiendo entre los comerciales y los exclusivos. La entrevista completa se puede leer en la edición Express de Juguetes B2B

En septiembre de 2013 pusieron en marcha esta nueva juguetería en Albacete. ¿Por qué decidieron apostar por el sector juguetero?
Apostar por el sector del juguete fue una decisión que tomamos en consenso toda la familia. Queríamos iniciar un negocio de cara al público en el que estuviesen involucrados los niños, y pensar en la posibilidad de dedicarnos a este sector nos apasionaba. En esta ciudad, la oferta del mercado juguetero la ocupaban grandes grupos del sector, y según nuestra experiencia como consumidores, a algunos de estos establecimientos les faltaba contar con una buena oferta dirigida a un público que demandaba otro tipo de producto: juguetes tradicionales y educativos.

Podría detallarnos las características principales de Kid&Kitty (ubicación, superficie, oferta de producto, etc.).
Tenemos un local en propiedad de 800 metros cuadrados  cercano al centro de Albacete. La propuesta de valor de Kid&Kitty viene definida por varios factores: gran superficie de venta; variedad en la oferta de producto, y contar con varias líneas de artículos diferenciadas.

Una de esas líneas viene dada por la oferta de productos que nos proveen las grandes firmas, juegos y juguetes de empresas que realizan grandes esfuerzos en marketing y publicidad, que tienen artículos muy bien posicionados a nivel nacional e internacional. Para ello estamos asociados a un grupo de compras fuerte como lo es el Grupo Toysmaniatic, gracias a ellos conseguimos buenas condiciones frente a los proveedores, con el fin de ser competitivos ante las grandes cadenas.

Otra línea viene dada por productos con un perfil de consumidor exigente que busca un artículo diferente, juguetes que desarrollan marcas con identidad propia que apuestan por un producto de gran calidad, juguetes tradicionales con un cuidado acabado. En esta línea también podíamos incluir artículos que contienen una finalidad pedagógica, juguetes con valores, que potencian el aprendizaje y la estimulación sensorial a través del juego. Las manualidades también forman parte de nuestra oferta.



El cliente busca en el punto de venta una experiencia de compra. ¿Cómo fomentan este aspecto en Kid&Kitty? ¿Qué iniciativas llevan a cabo?
En nuestro establecimiento damos una especial importancia al proceso de compra, para ello se hace indispensable la muestra de producto. Los fabricantes hacen grandes esfuerzos en el “packaging”, esto reviste una gran importancia porque no hay nada mejor que hacer tangible el producto a los clientes, de esta forma, saben exactamente lo que están comprando. En nuestro punto de venta hay muchos productos que se pueden tocar y disfrutar antes de su compra, jugar con ellos, incluso realizamos demostraciones ante el cliente.

Además, fomentamos la realización de un buen servicio posventa, tenemos detalles con los más pequeños aunque decidan marcharse sin la compra de ningún artículo, intentamos cuidar al cliente desde que entra a nuestro establecimiento hasta que se va. También contamos con dos osos de peluche de 2,50 metros de altura que representan nuestro imagotipo. Los niños alucinan con ellos, todos quieren una foto y están siendo un éxito.

En nuestro espacio dedicado al niño, realizamos talleres y actividades con ellos y el producto. Estas actividades pueden ser puntuales o permanentes, y en la mayoría de casos utilizamos el producto propio de la tienda. Esto tiene dos ventajas, dinamizamos la tienda y hacemos del juego un punto de encuentro de los niños con el artículo que ofertamos.  

Actualmente están en pleno proceso de creación del canal de venta online. ¿Cómo potenciarán esta nueva vía de negocio? ¿Qué objetivos se han fijado?
El comercio electrónico en España está registrando unas tasas de crecimiento excelentes y las previsiones es que se van a mantener durante los próximos años. El consumidor empieza a percibir la compra online como un canal de confianza y se está afianzando como método de compra en nuestro país. El consumidor se está convirtiendo en multicanal, y los detallistas debemos subirnos al carro del “e-commerce”.

Mi formación va enfocada a este canal, soy consciente de que en este sector hay una fuerte competencia y a nivel online, no es menos. La tienda online va a estar focalizada a cierta gama de productos, vamos a ir probando y en función del comportamiento del público, iremos perfilando el modelo de negocio. La potenciación pasa por fidelizar clientes, emplear las herramientas de marketing online y offline adecuadas, usabilidad, trato personalizado y una oferta de producto adecuada.

El objetivo a corto plazo es servir de complemento al punto de venta físico, porque es complicado llegar a los clientes a nivel online y fidelizarlos a corto plazo.

Si quieres compartir...