Baltasar Castelló, director de Abracadabra (Zaragoza)

Abracadabra: “El precio es importante, pero no es el elemento principal”

  • 11 de Nov, 2013

El centro de la ciudad de Zaragoza cuenta recientemente con un nuevo punto de venta especializado en juguete, Abracadabra. Un establecimiento que propone un concepto diferente de venta con el que busca que el consumidor viva una experiencia de compra. Baltasar Castelló, director del establecimiento, remarca que “el sector del juguete es gratificante por formar parte de la educación y el entretenimiento del niño, así es necesario fomentar estos valores en la sociedad para conseguir unos hábitos de consumo más equilibrados”. La entrevista íntegra se ha publicado en la edición Express de la revista Juguetes B2B.

En octubre se inauguró en Zaragoza Abracadabra. ¿Qué les ha motivado a poner en marcha este negocio? ¿Qué objetivos se han marcado?
Nuestra empresa tiene una clara vocación comercial. Las experiencias acumuladas en la venta en otros canales nos han obligado a observar durante años la distribución especializada y creemos que hay espacio en el centro de la ciudad para reforzar la oferta existente. El objetivo de Abracadabra es confirmar que nuestro proyecto es viable, con esta primera implantación, y a partir de ahí, buscar situaciones similares que nos permitan estar en otros puntos.

Buscan que el consumidor acuda a la tienda para vivir una experiencia de compra. ¿Cómo se consigue?

En principio, invirtiendo más que la media en cuanto a la decoración, puntos de atención y estructura de la tienda, para conseguir un ambiente lo más gratificante posible para los niños e intentar que el resto de la familia se sienta como un niño.

En segundo lugar, tenemos una obsesión por darle “motivos de visita”, proponiendo un calendario nutrido de actividades, charlas, demostraciones, concursos, etcétera, que motiven a visitar Abracadabra. Es decir, que vengan, pero que repitan; a partir a ahí la propuesta de producto debe hacer el resto.

En nuestra opinión, la acogida, la atención y la experiencia del equipo de la tienda son con seguridad los aspectos más valorados.

¿Podría detallarnos las características principales de este establecimiento?

Abracadabra se encuentra en pleno centro de Zaragoza, con una superficie cercana a 500 metros cuadrados. Está distribuida en dos niveles. En la planta calle el cliente es recibido por el Robot, que es nuestra mascota, y también encuentra un tobogán con el “Tragachicos” (personaje muy popular en gran parte de Aragón), que persuade rápidamente a bajar a la planta sótano.

Al llegar abajo un pequeño catálogo (el cuento de la Liebre y la Tortuga), nos invita a seguir la carrera de estos dos personajes, indicándonos cada sección de producto y el recorrido ideal para no perder detalle. Al final de la planta sótano podremos elegir subir por el ascensor o por la escalera que a su vez es un escaparate con sorpresas.

En la planta calle, están las secciones de bebé, preescolar y muñecas, así como las novedades, impulso, chuches y el “bosque de las letras”, que además de librería infantil y juvenil es la zona de actividades.

Por último, un proyector reversible y una pantalla táctil complementan los cuatro escaparates exteriores y dos interiores con los que cuenta la tienda.

A las puertas de la campaña de Navidad y Reyes, ¿qué expectativas de ventas tienen? ¿Cómo cree que actuará el consumidor?

Las diferentes campañas que han planteado la distribución en estos años precedentes y la fuerza comunicativa de internet hacen que la campaña se retrase como en años anteriores, no esperamos un cambio en este sentido. El precio es importante pero no es el elemento principal. En cualquier caso nuestra política comercial contempla tener ofertas tan notorias como cualquier otro competidor.

Si quieres compartir...