Javier Tenor, responsable de marketing de Tío Sam

“Queremos tratar la tienda online como si fuera una tienda más”

  • 29 de Sep, 2011

Javier Tenor es responsable de marketing de Tío Sam, empresa que cuenta con seis jugueterías en Barcelona. En octubre abrirá una séptima, esta en internet. El objetivo de la empresa es tratar la tienda online como un establecimiento más de la cadena, aunque eso sí, con la intención de vender primero en toda España y después en Europa.

¿Cuáles son los objetivos de la tienda online?

Nosotros tenemos página web desde 2006 y ya la abrimos con la idea final de contar con una tienda en internet. El objetivo es poder vender juguetes en todo el mundo y 24 horas al día sin ningún esfuerzo adicional o con un esfuerzo mínimo.

Eso sí, de momento empezaremos en España, aunque esperamos acabar vendiendo juguetes en el mercado europeo, una vez hayamos afianzado todos los aspectos logísticos.

De momento no tenemos objetivos de ventas, más allá del ratio de conversión: esperamos que un 1% o un 2% de las visitas que llegan a la web hagan alguna compra. También esperamos que las visitas que ahora tiene la web crezcan una vez se ponga en marcha la tienda. En todo caso, queremos comenzar de forma pausada y que las ventas sean consistentes en el tiempo. Queremos tratar la tienda online como si fuera una tienda más.

¿Cree que algunos productos van a tener más salida online que en las tiendas físicas?

Sí que hemos visto que entre los productos más consultados de la web y aparte de los más populares de cada temporada, hay algunos que se apartan de lo habitual, como por ejemplo y en nuestro caso, las cocinas de madera. Creemos que podemos ofrecer una gama más amplia de productos que no se encuentran en otros competidores más grandes y que por internet pueden tener salida.

Por ejemplo, a lo mejor se venden una o dos piezas al año de estas cocinas de madera en una tienda de barrio, pero las perspectivas cambian si se ofrecen estos productos para toda España. Podemos encontrarnos alguna sorpresa de este tipo y por eso pretendemos que la tienda no sea estática y que se adapte al mercado.

¿Tiene prevista alguna promoción o actividad de fidelización?

Los precios serán los mismos, aunque probablemente incluyamos códigos promocionales. No queremos tener una llegada fuerte al mercado y que todo quede ahí, sino que la evolución sea consistente y que la tienda entre dentro de la estructura de la empresa.

¿Cómo ve el negocio de los juguetes en España?

Se sigue notando la omnipresente crisis, pero hay aspectos positivos. El juguete es un producto necesario, por lo que las ventas más o menos se mantienen aunque muchos padres opten por juguetes más baratos.

El principal problema del juguete es que sirve de gancho a algunos distribuidores, que durante la campaña de Navidad ofrecen fuertes descuentos, con lo que se pierde mucha rentabilidad. El hecho de que durante la época de más demanda bajen los precios contradice la ley de la oferta y la demanda, uno de los axiomas de la economía. Este es un mal endémico y de difícil solución, ya que el mercado está muy atomizado y resulta muy difícil ponerse de acuerdo.

La demanda además está muy estacionalizada y el peso de las licencias supone un riesgo, ya que estos productos tienen un ciclo de vida más corto. Esto significa que hay que vender el stock en poco tiempo, porque queda obsoleto rápidamente.

Hay aspectos positivos, por supuesto. Por ejemplo, yo creo que acabará cayendo por su propio peso el que el juguete sea considerado como un producto fundamental para el desarrollo del niño, por lo que se acabará reconociendo como Bien de Interés Cultural. Esto llevará a que el IVA del juguete sea del 4%, igual que el de otros productos con este mismo carácter.

Si quieres compartir...