El sector del juego y el juguete se acerca a la Campaña de Navidad y Reyes

Prudencia en la Navidad juguetera de 2018

  • 15 de Oct, 2018

Los detallistas han atrasado sus compras en relación a campañas anteriores y ello ha generado dudas y preocupación para la industria, que este año muestra expectativas mucho más tímidas.

La Campaña de Navidad y Reyes 2018/2019 empezará en breve para el sector del Juego y el Juguete, aunque las compras por parte del retail se han retrasado en relación a lo habitual, y el consumidor dejará un año más las compras para última hora. Todo ello, sumado a la evolución irregular del mercado juguetero durante 2018 y la inestabilidad económica de las familias, hace que la incertidumbre aceche en el sector, que no espera grandes cambios con respecto a la campaña anterior.

No obstante, sigue tratándose de la época del año históricamente más significativa para el sector en cuanto a ventas. De hecho, el 28,5% de las compras de juegos y juguetes en España se concentraron en 2017 durante el 18 de diciembre y el 6 de enero, y el 48% de la facturación anual se produjo entre diciembre y la primera semana de enero.

Incertidumbre y prudencia

Una vez finalizada la campaña del año anterior, los profesionales se percataron de que sus expectativas habían sido demasiado optimistas, pues los resultados comerciales no fueron del todo positivos. Por ello, este año el sector ha actuado con precaución y las compras por parte del retail se han retrasado debido al stock sobrante en tiendas a finales de 2017 y principios de 2018. En esta línea, el mercado espera que la segunda mitad del año sea mejor que la primera, ya que en el acumulado hasta julio la tendencia del mercado es plana, mientras que las unidades evolucionaron en negativo (-3%) y el precio medio creció (+3%).

Expectativas

Sólo un 4% de los fabricantes y distribuidores cree que las ventas crecerán en relación a la campaña del año 2017, frente al 77% que lo auguraba cuando hicimos esta misma consulta el año pasado. Así, son el 96% los profesionales que creen que se mantendrá estable. Sin embargo, con lo que respecta a los detallistas, el 33% cree que las ventas aumentarán, mientras que un 44% prevé estabilidad y el 23% restante prevé un descenso. Por último, en relación al consumidor se prevé que compre las últimas semanas esperando las promociones y buscando el mejor precio.

Si quieres compartir...