Según el Libro Blanco de la Animación en España, elaborado por Diboos y Rooter

El 70% de los ingresos de las empresas audiovisuales procede del licensing

  • 16 de Abr, 2013

Entre el 50% y el 70% de los ingresos de las empresas audiovisuales españolas procede del licensing, según se recoge en el Libro Blanco de la Animación en España, elaborado por la consultora Rooter para Diboos, la Federación Española de Asociaciones de Productoras de Animación.

Este fue uno de los datos que destacó Gonzalo Castillo, director general de Rooter, durante la presentación del documento, que nace con el objetivo no sólo de ser una "radiografía del sector" sino también "de demostrar el potencial y la repercusión económica y estratégica de este negocio". Es decir, de explicar "en qué consiste y cómo se puede ganar dinero".

Según Castillo, el sector audiovisual se caracteriza por:

- Generar dinamismo y actividad en otros sectores.
Así, por cada euro que genera esta industria, se generan otros 2,1 en otros sectores, y por cada puesto de empleo, se crean 0,7 trabajos en otros ámbitos relacionados.

Es decir, se trata de una industria "transmedia", como explicó Cristina Brandner, presidenta de la asociación Animats, y que por tanto genera negocio a través de otros negocios como el licensing y el merchandising. En este sentido, Castillo subrayó el valor de las marcas y de cómo el licensing y la extensión de las propiedades intelectuales a otras categorías de producto "es con lo que realmente se hace negocio y no sólo con la explotación de las series".

Así, en 2011 el sector ingresó 306 millones de euros de forma directa, con un volumen de negocio que alcanzaba los 729 millones si se incluye el negocio generado de forma indirecta. Se espera que en 2012 se confirme la cifra de 342 millones de euros y que en 2013 se alcancen los 402 millones. El crecimiento estaría en torno al 20% anual hasta llegar a los 879 millones de euros en 2017 (1.581 contando el volumen de negocio indirecto), con un total de 21.039 empleos directos e indirectos, frente a los 8.599 actuales.

Además, la animación sólo supone el 3% de las empresas audiovisuales en España, pero genera el 8% de los ingresos y el 14% de los empleos.

- Innovar. El 67% de las empresas del sector realizaba actividades en Investigación + Desarrollo + Innovación (I+D+i), dedicando entre el 12% y el 30% de su plantilla y el 11% de su facturación a esta actividad, frente al 1,17% de media en España.

Eso sí, para poder profundizar en esta innovación, el sector reclama un mayor apoyo de las instituciones a la hora de crear estudios reglados, además de en la participación de proyectos de formación internacionales, y recuerda asimismo que la fuga de talentos es un problema para esta actividad.

- Exportar. El 62% de las empresas exporta sus producciones fuera de España, frente a la media del 25% en el sector audiovisual. El 38% de los ingresos proceden de otros mercados, llegando la cuota en algunas compañías al 70%. Las producciones españolas están presentes en más de 170 países, lo que no es de extrañar, teniendo en cuenta que el 70% de los proyectos se desarrolla con socios internacionales.

El consejero delegado de ACC1Ó, Joan Tarradellas, recordó que la entidad cuenta con 34 oficinas en todo el mundo dedicadas a buscar socios y formas de colaborar en proyectos internacionales.

En este sentido, Carlos Biern, presidente de Diboos y vicepresidente de BRB, apuntó que si los contenidos no fueran internacionales, "no tendrían razón de ser". Biern además apuntó un cuarto factor importante del sector audiovisual español, que también se caracteriza por:

- Aportar valores. Biern destacó que estos contenidos ayudan a explicar temas como "la integración, la tercera edad, la enseñanza de lenguas" y que las series animadas llevan a cabo "una labor más importante de la que pensamos, ya que funcionan como un tercer padre, tanto a través de la televisión como cada vez más en las tabletas". De hecho y como apuntó, los niños cada vez dedican más horas a ver estos contenidos.

En este sentido, Eugeni Sallent, director de Televisió de Catalunya (TVC), explicó que la animación había sido y seguía siendo una "apuesta estratégica" de la empresa desde que participara en la producción de Dragui en 1988, "tanto por el apoyo a la lengua, como a los valores, como a la integración social". Sallent recordó que TVC participa actualmente en 16 proyectos de animación y que en los últimos cuatro años ha aportado 10 millones de euros a la industria.

Subrayando la importancia de los valores en el sector audiovisual, Ferran Mascarell, conseller de cultura de la Generalitat, cerró la presentación explicando que la historia reciente de Cataluña no se explica sin la aportación de dos sectores fundamentales: el editorial y el audiovisual, "que ya no es sólo cine y televisión en sentido estricto, sino que también es animación, contenidos digitales y la contribución de otros sectores" a través del licensing y el merchandising.

Mascarell anunció el lanzamiento dentro de unos meses del concepto Catalunya Creativa, en el marco del proyecto de la UE Europa Creativa, que se desarrollará entre 2014 y 2022 y que intenta dinamizar la creatividad y el talento en las regiones europeas, siempre con vocación internacional.

En definitiva y como apuntó Castillo, de Rooter, Europa ya no desarrolla ni tecnología, ni software, pero "tiene una oportunidad en la creación de contenidos".

Si quieres compartir...